La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, destacó este jueves en el Congreso que bajo su gestión hay una "reducción de homicidios" que ubica a la Argentina como segundo país de la región con la menor tasa de ese delito y puso de relieve los resultados de la "lucha contra el narcotráfico".

Bullrich se presentó ante la Comisión Bicameral de Fiscalización de Órganos y Actividades de Seguridad Interior para brindar un informe de su gestión, en el que además aseguró que hubo una "reconstrucción de la dignidad" de las fuerzas policiales.

La ministra subrayó que se produjo una "reducción de homicidios" y precisó: "Teníamos 6,6 (cada 100 mil habitantes) cuando llegamos, ahora estamos en segundo lugar con 5,17, después de Chile. Somos el país que más bajó los homicidios en América Latina".

Además, destacó que en la "lucha contra el narcotráfico" se han incautado hasta el momento "392 toneladas de marihuana" y subrayó que esto "comparado con enero de 2016, es un aumento del 8,42%", al tiempo que indicó que en zonas de frontera el mayor nivel de incautación se da en las provincias de Misiones, Corrientes, y Formosa y que "la novedad es que aparece Salta".

La funcionaria no brindó números de incautación de cocaína, pero aseguró que "sacando las grandes ciudades" y tomando las fronteras, "las zonas de Salta, Jujuy y Santiago del Estero" son las que registran "más nivel de incautación" de esa sustancia, junto a la provincia de Misiones.

"En la lucha contra el narcotráfico llevamos 49.219 detenidos, con un 36% de detenidos que sale rápidamente por lo que es el trámite de tenencia para consumo", sostuvo Bullrich y agregó que "en Santa Fe se da el mayor número de detenidos".

Por otra parte, sostuvo que se lleva adelante una "reconstrucción de la dignidad, de la ética, el salario y el rol que tienen que tener las fuerzas de seguridad" para que pasen "de ser fuerzas sometidas y destratadas a tener una ubicación de acuerdo a la tarea que el Estado les encomienda".

"Encontramos casos en los que una serie de organismos del Estado, como la Procuvin, frente a un hecho inmediatamente se presentaban sin saber lo que había sucedido en contra de las fuerzas de seguridad. Había una ideología de la estigmatización automática hacia las fuerzas y hemos generado una reversión de esto", afirmó la ministra.