Una vez más, desde el radicalismo cuestionaron el financiamiento de la campaña electoral de PRO, dejando entrever que se utilizan fondos públicos para las actividades proselitistas de la precandidata de ese espacio en la Ciudad, María Eugenia Vidal. Esa misma duda sembraron semanas atrás con Diego Santilli, postulante en la provincia de Buenos Aires.  

El primero en deslizar que los candidatos de PRO usan recursos provenientes de los contribuyentes porteños para la campaña electoral fue el neurocientífico Facundo Manes, que competirá contra Santilli en territorio bonaerense. "Esta interna es David contra Goliat. Espero que no se gasten los impuestos de los porteños en la campaña", dijo hace un mes el dirigente radical, lo que abrió la puerta a una serie de cruces entre la UCR y el partido que gobierna la Ciudad. 

Fue necesaria una reunión de la mesa nacional de Juntos por el Cambio para calmar los ánimos. La tregua duró hasta hoy. En una entrevista que publica Clarín, el precandidato a diputado nacional por la Ciudad de la lista Adelante Buenos Aires Adolfo Rubinstein dijo que está llevando adelante "una campaña gasolera" y que hay "una diferencia abismal de recursos y logística tanto con la lista de María Eugenia Vidal como con la de (Ricardo) López Murphy", en referencia al tercer competidor de la alianza opositora.

Cuando el ex secretario de Salud fue consultado respecto a si creía que la campaña de Vidal era financiada con recursos provenientes de los contribuyentes porteños, respondió: "No podría decir eso, espero que no. Lo que sí puedo decir es que (el jefe de Gobierno porteño, Horacio) Rodríguez Larreta acompaña a Vidal y a Santilli a todos lados. No sé qué recursos usa".

"Lo hace para llamar la atención", dijeron cerca de Vidal, quien ya decidió que no le contestará a Rubinstein, que está tercero en intención de votos dentro de Juntos por el Cambio

En tanto, Rubinstein viajó este domingo a Corrientes para esperar los resultados de la elección a gobernador, legisladores e intendentes, junto al gobernador de esa provincia, Gustavo Valdés -que busca ser reelecto-, quien también está acompañado por Manes, el dirigente radical Ernesto Sanz y el mandatario de Jujuy, Gerardo Morales.

"Hoy se vota a gobernador en Corrientes y Gustavo Valdés se encamina a ser reelecto. Corrientes sería la segunda provincia, luego de Jujuy, donde el radicalismo se impondría este año. El radicalismo se viene con todo. Vamos Corrientes. Adelante Radicales!!", publicó Rubinstein en su cuenta de Twitter.