En medio de las críticas por haberse tomado casi tres semanas de vacaciones, el presidente Mauricio Macri mantendrá esta semana una serie de reuniones con mandatarios provinciales en Villa La Angostura, lugar en el que descansa junto a su familia. Hoy recibirá a los gobernadores patagónicos Mariano Arcioni, de Chubut, y Alberto Weretilneck, de Río Negro; mañana al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; y el viernes próximo será el turno de la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal.

A diferencia de la semana anterior, en la que sólo interrumpió sus vacaciones por unas horas para recorrer la ampliación de obras en el Parque Eólico Rawson, estos días Macri eligió mostrarse con una agenda política más activa en respuesta a la seguidilla de cuestionamientos por haber extendido su descanso en el sur del país, que comenzó el 25 de diciembre pasado y que podría culminar recién el fin de semana próximo. Luego de que ayer encabezó la inauguración de obras en San Rafael junto al gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, y sobrevoló la zona de los incendios en el sur mendocino, hoy se encontrará con Arcioni y después con Weretilneck en un "mano a mano" en Cumelén Country Club para conversar sobre varios temas, entre ellos algunos vinculados a obras, la necesidad de que las legislaturas provinciales aprueben el pacto fiscal firmado con la Nación, y la problemática con la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM). De las reuniones también participará el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, uno de los pocos funcionarios del Gabinete que todavía permanece en Buenos Aires.

A fines de la semana próxima Macri viajará a Moscú para reunirse con el presidente Putin

Antes de que finalizara el 2017, Macri se reunió con el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, uno de los mandatarios provinciales con mayor llegada a Frigerio y al viceministro del Interior, Sebastián García de Luca.

El encuentro con los gobernadores patagónicos no sólo tiene como objetivo revertir las recientes críticas hacia Macri, sino también estrechar lazos con mandatarios que son vistos con buenos ojos por parte del Poder Ejecutivo nacional por acompañar algunas de las iniciativas de la alianza Cambiemos. No tan lejos, a fines del año pasado, el jefe de Gabinete, Marcos Peña; Frigerio; y los ministros Patricia Bullrich, de Seguridad; y Germán Garavano, de Justicia, se reunieron con Arcioni, Weretilneck y Gutiérrez para coordinar acciones conjuntas para luchar contra la RAM, poco después de que el joven mapuche Jorge Nahuel fuera asesinado por la espalda por efectivos de la Prefectura.

Sin mayores detalles, desde presidencia de la Nación confirmaron a través de un comunicado que el mandatario recibirá mañana a Rodríguez Larreta con "miembros de su equipo" y el viernes a Vidal y "los diputados nacionales por Río Negro, Sergio Wisky y Lorena Matzen, y por Neuquén, David Schlereth y Leandro López". Una fuente de Balcarce 50 señaló que en ambos casos se tratan de "reuniones de trabajo" habituales y que el temario es abierto, como con los gobernadores.

Tras su regreso a Buenos Aires, Macri pasará apenas unos días en el país debido a que a fines de la semana próxima viajará a Moscú para reunirse con el presidente Vladimir Putin y luego viajará a Suiza para participar del Foro Económico Mundial, en Davos.