Tras el cuestionado anuncio que hizo el Gobierno para intentar aminorar los efectos de la inflación, el presidente Mauricio Macri inició hoy su descanso de Semana Santa en Alta Gracia, en las sierras de Córdoba, donde pasará las Pascuas en familia.

Macri llegó a la provincia mediterránea junto a la primera dama, Juliana Awada, y a su hija menor, Antonia, y allí se quedará hasta el lunes, cuando retome la actividad oficial.

El mandatario nacional se quedará en Córdoba durante la Semana Santa en el country Potrerillo de Larreta, un lugar exclusivo, que cuenta con cancha de golf, parques y un restaurante.

El jefe de Estado volvió a elegir Córdoba para su descanso, a menos de un mes de las elecciones provinciales que definirán al próximo gobernador.

En el distrito, que fue clave para la elección de Macri en 2015, el frente Cambiemos no lo logró conformar a nivel local y en los comicios del próximo 12 de mayo la UCR irá dividida, con Ramón Mestre por un lado y el diputado nacional Mario Negri, junto al PRO, por el otro.

Antes de conocerce el índice de inflación y de hacer los anuncios con las nuevas medidas, Macri había cancelado su gira por Europa que tenía planificada para el jueves 25, donde se encontraría con el primer ministro belga, Charles Michel y el rey Felipe. Además de visitar a Emmanuel Macron en Francia. 

El motivo de la cancelación fueron justamente estos datos de inflación y la crisis económica.