En medio de la escalada del dólar y las críticas por el aumento de tarifas, la diputada nacional de la Coalición Cívica Elisa Carrió mantuvo una serie de reuniones con funcionarios en la Casa Rosada y mañana se reunirá con el presidente Mauricio Macri. Mientras minimizó la suba de la moneda estadounidense y la eventual aprobación de un proyecto de ley opositor para limitar el incremento tarifario, alertó que "lo que preocupa es la inflación". 

"Soy parte de este gobierno. Aposté a la república. Nadie dijo que esto iba a ser fácil, sobre todo en un país con cero de reservas. Demasiado bien estamos, sino hay que mirar Brasil", señaló la legisladora de la alianza Cambiemos tras reunirse en Balcarce 50 con el secretario de Fortalecimiento Institucional de la Jefatura de Gabinete, Fernando Sánchez, y el secretario de asuntos estratégicos, Fluvio Pompeo. 

Un rato antes, Carrió mantuvo un encuentro con el ministro de Energía, Juan José Aranguren, en su despacho para abordar el tema tarifas. "Estuve en contra del aumento de tarifas pero también soy consciente que para bajar la inflación hay que bajar el déficit y los impuestos", manifestó la diputada.

"Con Aranguren me fue muy bien. el aplanamiento esta garantizado. hay 15 millones de personas con tarifa social" añadió Carrió.