El oficialismo obtuvo dictamen favorable en el Senado al proyecto para eximir del impuesto a las ganancias al personal de la salud y de seguridad mientras dure la pandemia de coronavirus, en un debate virtual marcado por duras acusaciones por la herencia recibida del gobierno anterior, en el que la oposición acompañó con su voto pero en disidencia.

El tratamiento de la norma, que será convertida en ley por el Senado este jueves, no provocó desacuerdos de fondo entre oficialistas y opositores pero terminó con un fuerte altercado cuando el presidente de la comisión de Presupuesto, Carlos Caserio, acusó a sus pares de Cambiemos de haber formado parte de un gobierno que "dejó al país de rodillas y enterrado".

La discusión subió de tono cuando -en medio del plenario de comisiones por videoconferencia del que participaban unos 30 senadores de ambas bancadas- el radical, Martín Lousteau, interrumpió en el uso de la palabra a Caserio, por considerar que hacía "alusiones personales".

Caserio aludió directamente a Lousteau y a Esteban Bullrich, que habían cuestionado la falta de información presupuestaria y de costo fiscal que tendría la aplicación de la iniciativa, que incluye -además de la exención de ganancias- una pensión graciable a familiares de víctimas de coronavirus de esos sectores.