El exsecretario de Cristina Kichner, y arrepentido en la causa de los cuadernos, Fabián Gutiérrez, fue encontrado sin vida este sábado en la ciudad santacruceña de El Calafate. El operativo se había desplegado tras la denuncia por su paradero. 

Fuentes judiciales confirmaron al diario La Opinión Austral, que dos de los cuatro jovenes detenidos en el marco de los allanamientos confesaron crímen. El cuerpo estaba atado con precintos.

La denuncia por su paradero había sido realizada por su madre, Teresa García, tras no poder contactar con su hijo desde el jueves. Gutiérrez, quien había declarado como "arrepentido" en la causa que investiga el desvío de fondos de obra pública, había regresado al país en un vuelo de repatriación destinado a varados ante la pandemia por coronavirus.

De acuerdo a la primera información brindada por el diario local, la madre junto a efectivos policiales ingresaron a la casa del ex secretario de la vicepresidenta, sin obtener novedades. Más tarde el teléfono fue encontrado por un vecino en una obra en construcción lejano a su domicilio. 

Lugar en donde fue hallado el cuerpo de Fabián Guttiérrez - Fuente: La Opinión Austral

Tras la confesión de dos de los detenidos, uno de ellos quien se autoinculpó, los investigadores lograron identificar el cadáver que estaba atado con precintos en una vivienda del barrio Aeropuerto Viejo de El Calafate. El juez a cargo del operativo, Carlos Narvarte y la fiscal Natalia Mercado (hija de Alicia Kirchner), se dirigieron el punto señalado y fue allí donde confirmaron los indicios. 

En sus declaraciones, los tres jóvenes confesaron que lo tuvieron maniatado durante horas y que le pegaron incansablemente para que accediera a entregar plata en efectivo y números de cuenta.