El 85 por ciento del país está en una fase avanzada respecto de la cuarentena. El Gobierno busca mostrar que ese porcentaje de provincias volvió a cierta normalidad, salvo el AMBA. En tres semanas, el Presidente visitó seis provincias y ahora desembarcará en La Rioja y Catamarca. 

Alberto Fernández arribará primero el viernes a tierras riojanas donde será recibo por el gobernador, Ricardo Quintela, donde lo espera una agenda intensa de actividades en la que se incluirá el relanzamiento del programa de desarrollo de parques industriales. Está previsto que aterrice por la mañana en la provincia, almuerce y viaje a Catamarca acompañado por Quintela.

A las actividades se sumarán la recorrida por dos plantas textiles, una de ellas que acaba de reabrir luego de la cuarentena. Visitará las fábricas de Hilados y de ENOD, esta último había pasado por un proceso de crisis el año pasado y ahora promete la generación de 200 puestos de trabajos directos.

En Catamarca, la primera vez que visita la provincia como Presidente, será recibido por el gobernador Raúl Jalil y luego recorrerán el Hospital Monovalente “Carlos Malbrán”, un nosocomio inaugurado el mes pasado especialmente construido para la atención de los enfermos de Covid-19.

A los 80 días de la cuarentena, la Casa Rosada comenzó a diseñar una agenda enfocada en la post-cuarentena. El plan incluye salidas al interior del país. El Presidente estuvo en Misiones, Santiago del Estero, Neuquén, Formosa, Tucumán y La Pampa. Suele viajar acompañado de una pequeña comitiva de ministros, y en alguna ocasión, se sumó la primera dama, Fabiola Yáñez. 

Los viajes que organiza Presidencia tiene poca cantidad de acompañantes para cumplir con los protocolos de distanciamiento social. La semana pasada, el Gobierno tuvo que aclarar en un comunicado que el Presidente respetó los protocolos sanitarios en el viaje a Villa La Angostura, con el personal mínimo.