Poco antes de las 11, el presidente Alberto Fernández llegó al velorio de Diego Maradona en la Casa Rosada, que puso a disposición de la familia para realizar la masiva despedida a la que asisten miles de personas.

En medio de lágrimas y muy emocionado, el mandatario dejó una camiseta de Argentinos Juniors en el cajón, con el número 10 y el nombre de Maradona: se trata del equipo del que es hincha fanático y en el que el astro comenzó su carrera futbolística como parte del equipo juvenil "Los Cebollitas".

También hizo honor al compromiso social y político de Diego: colocó en un extremo del féretro un pañuelo de las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, con la frase "Memoria, Verdad y Justicia" y un pin de la organización HIJOS.

Alberto Fernández lloró frente al cajón de Maradona

Fernández dio sentidos abrazos y su pésame a la exesposa de Maradona Claudia Villafañe y a sus hijas Dalma y Giannina, además de otros familiares y allegados presentes.

El Presidente arribó en helicóptero junto a su pareja, Fabiola Yáñez, que dejó un ramo de rosas rojas en el féretro, y el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello. Todos visten ropa negra de luto. El Presidente ingresó por la explanada de Balcarce 50, donde lo esperaban el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y varios de sus ministros.

Foto: Jonatan Moreno/Crónica
Foto: Jonatan Moreno/Crónica

En el Salón de los Bustos, Fernández se abrazó con el periodista "Tití" Fernández, y luego subió a su despacho.
Momentos después, al visitar el salón donde se encuentran los restos del astro futbolístico, se interrumpió por un momento el ingreso del público a la Casa Rosada. Luego, junto a Yáñez, abrazó y dio su pésame a Villafañe, Dalma y Giannina Maradona.

Foto: Jonatan Moreno/Crónica

Allí, acompañado por el presidente de Argentinos Juniors, Cristian Malaspina, y el actual entrenador del primer equipo masculino del "Bicho" Diego Dabove, también colocaron una camiseta del club de La Paternal con el número 10 y el apellido Maradona sobre el féretro, donde ya estaban la de su despedida como futbolista con los colores de Boca y la del campeón del mundo de 1986 con la Selección argentina.

Entre los ministros que asistieron a la despedida estuvieron Matías Lammens (Turismo y Deportes), Felipe Solá (Relaciones Exteriores), Daniel Arroyo (Desarrollo Social) y Ginés González García (Salud).