La tercera vía electoral entró en un clima de negociaciones febriles a raíz del contrapunto generado entre dos de sus principales integrantes, el líder del Frente Renovador Sergio Massa y el economista y principal referente de Consenso 19, Roberto Lavagna.

El primer indicio de las diferencias lo dio el encuentro que sin la presencia de Lavagna, mantuvieron ayer Massa, los gobernadores Juan Schiaretti (Córdoba) y Juan Manuel Urtubey (Salta) y el senador Miguel Ángel Pichetto en las oficinas del tigrense en el que ratificaron que el candidato presidencial de ese espacio saldrá de elecciones Primarias Abiertas.

Pero además, el cuarteto convocó a sumarse al diputado peronista y también precandidato presidencial, Daniel Scioli, y al conductor televisivo, Marcelo Tinelli, al tiempo que firmaron un compromiso en torno a la ley 27.412 que establece la paridad de género en ámbitos de representación política.

A ese encuentro fueron convocados el gobernador Miguel Lifschitz (Santa Fe) y la referente del GEN, Margarita Stolbizer, quienes en representación de Lavagna, expresaron que "la definición de candidaturas puede quedar para más adelante" y que "lo importante es lograr un acuerdo programático".

Al término de la reunión, Massa buscó bajarle el tono a las disputas en torno a la candidatura presidencial de ese espacio al instar a "salir de la discusión de nombres y la vanidad de la política" para enfocarse "en la construcción de un programa de gobierno", agregó que "el 22 de junio, cuando cierren las listas, vamos a tener los candidatos" y subrayó que "la construcción de una alternativa necesita que todos pongamos nuestro esfuerzo y granito de arena para salir del pantano en el que estamos viviendo".

El tigrense, quien viene teniendo un discurso ambiguo en medio de versiones que dan cuenta de presuntas negociaciones con el peronismo kirchnerista, sigue manteniendo conversaciones y escuchando con atención a los gobernadores justicialistas que también fueron parte fundacional de Alternativa Federal y los que saludaron con entusiasmo el anuncio de la fórmula Fernández-Fernández y por ahora se muestran prescindentes en el armado renovador.

Pero además, el ex intendente sigue a la espera de las definiciones que surjan de la Convención partidaria que celebrará el Frente Renovador el próximo 30 de mayo, donde finalmente se develará el futuro electoral de ese espacio.

"Han pasado muchas cosas, no es un problema de internas sí o no, sino un problema de diferencias fundamentales, quedó claro en la reunión que se le había contestado al Presidente sin incluir las cosas centrales que le habíamos presentado. No es el programa con el cual nos sentimos cómodos y tomamos distancia", dijo por su parte Lavagna respecto a las diferencias planteadas en torno a Alternativa Federal y molesto por los puntos presentados por Schiaretti al mandatario en torno a la convocatoria de la oposición respecto a la firma de los diez puntos de consenso.

Sin embargo, desde el equipo de campaña de Consenso 19 dejaron en claro que el ex ministro no se siente afuera de Alternativa Federal y "no rompe ni se pelea con nadie" porque él "siempre va a estar a la espera de reanudar el diálogo".

Tampoco cerraron la posibilidad de ir a una PASO: "Hay tiempo para seguir hablando de cómo se van a definir los candidatos del espacio" y advirtieron que lo central para Lavagna a un mes del cierre de listas, es "definir la cuestión programática y el ensanchamiento del espacio opositor a Cambiemos".