El expresidente Mauricio Macri y la exministra de Seguridad, Patricia Bullrich, fueron imputados este viernes en la causa que investiga el presunto "contrabando agravado" de armas a Bolivia en momento en el que se llevó a cabo el golpe de Estado contra Evo Morales en noviembre de 2019.

La resolución del fiscal Cladio Navas Rial incluyó también al exministro de Defensa, Oscar Aguad; al ex jefe de Gendarmería, José Otero, y al exembajador argentino en La Paz, Álvarez Garcia.

La medida habilita el "requerimiento de instrucción" al tiempo que solicita las primeras medidas de prueba, que incluyen pedidos de informes al gobierno argentino y al boliviano, centradas en posibles contravenciones aduaneras.

"Desmiento categóricamente esto y lamento que el Gobierno esté armando esto”, señaló el exmandatario desde Suiza al ser consultado por la agencia EFE. "Lo que ocurrió fue que viajó un escuadrón (de Gendarmería) para proteger una embajada y punto”, amplió.

En tanto, la policía nacional de  Bolivia confirmó el arribo del armamento de forma irregular en 2019.

"Para puntualizar el tema, sí existen estos elementos en los depósitos de la policía sin carácter documental (...), en carácter material están esos pertrechos, pero no existe ningún solo documento de respaldo", explicó el comandante general de la Policía boliviana, Jhonny Aguilera, en conferencia de prensa.

La presentación de Navas Rial será analizada por el juez en lo penal económico Javier López Biscayart, mientras que en paralelo, avanza otra causa, impulsada por el excamarista Eduardo Freiler, a cargo del magistrado Alejandro Catania.