Ernesto Sanz aseguró hoy que trabajará "para que haya Cambiemos cuatro años más" a partir de 2019, y y afirmó que el presidente Mauricio Macri “llegará a ese año rompiendo el prejuicio perverso de que un gobierno no peronista no puede terminar su mandato”.

"Lo mejor que le puede pasar a la Argentina es que Cambiemos se consolide y sea una de las variables de una suerte de bipartidismo y del otro lado otra coalición que sea el peronismo renovado, con una idea republicana", opinó uno de los fundadores de Cambiemos y socio político del presidente Macri y de la líder de la Coalición Civica Elisa Carrió.

El ex presidente del radicalismo evaluó por otra parte que “no hay razones para pensar que el triunfo electoral del domingo genere en el Gobierno un desequilibrio emocional” ya que “es un triunfo que coloca a Cambiemos todavía en minoría”.

"La realidad le pone un freno a cualquier intención pero además porque Macri tiene los pies sobre la tierra", aseguró en declaraciones a Radio La Red. 

El ex senador sostuvo que "contra todos los que decían que no entendía la palabra acuerdo, el Gobierno convocó a un acuerdo amplio con todos los sectores de la vida nacional”, al hacer referencia a la convocatoria realizada ayer por el presidente Macri para consensuar reformas claves.

“No hay razones para pensar que el triunfo electoral del domingo genere en el Gobierno un desequilibrio emocional

Sanz consideró que se trata de "una muestra de racionalidad, madurez y equidad", y ante una consulta sobre el futuro de la economía, ratificó que "se viene un gradualismo económico de la misma naturaleza que ha habido pensando siempre que hay que producir reformas: el Presidente habló que se vienen reformas, es decir ir evolucionando en la economía".

Respecto a si a Cambiemos le conviene que la ex presidenta Cristina Kirchner quede detenida, el ex legislador declaró que "armar una estrategia de crecimiento institucional económico en base a una confrontación artificial no es bueno”.