El secretario de Calidad en Salud del Ministerio de Salud de la Nación, Arnaldo Medina, reconoció este martes que es probable que las nuevas restricciones establecidas en el AMBA se tengan que extender.

El funcionario afirmó que "la situación es de mucha tensión en el sistema de salud" debido a que se está con una "alta ocupación de camas, fundamentalmente en el AMBA, que es nuevamente el epicentro de la segunda ola".

En ese sentido, Medina consideró, en declaraciones a radio El Destape, que "la efectividad de las medidas las vamos a encontrar en ralentizar la curva, pero los casos van a seguir aumentando, sobre todo cuando venga el frío".

Ante la pregunta del periodista Ariel Lijalad sobre si, en este contexto, las restricciones deberían extenderse más allá del 30 de abril, el funcionario de Salud consideró que "sí, es probable" y que "es probable que se tengan que tomar nuevamente en el futuro".

La presencialidad escolar

Sobre la disputa entre la Ciudad de Buenos Aires y la Nación en torno a la presencialidad escolar, opinó que "cuando se decidió ir a la presencialidad siempre se dijo que se podría volver atrás y que esto dependía del semáforo epidemiológico".

“Las medidas como el cierre de las escuelas son las más efectivas", agregó Medina, al opinar que "está demostrado que en la escuela se producen contagios, aunque menos que en la población general". "Es una medida que tiene que ver también con lo que pasa en la actividad social que hay alrededor" de la presencialidad escolar", explicó, al recalcar que "hay muchos países que están sin presencialidad escolar".

"Es poco prudente la decisión de Larreta de insistir con la presencialidad", consideró el funcionario, al graficar que "cuando la incidencia es mayor a 150 cada 100.000 personas estamos en rojo y CABA está en más de 800".

La saturación del sistema de salud

Al ser consultado sobre la posibilidad de saturación del sistema de salud, manifestó que "si uno toma el AMBA, da un promedio del 75% de ocupación de camas críticas".

Pero explicó que ese número "es un promedio" y que ya en muchos centros de salud se sobrepasó el 80% e incluso 90% de ocupación, que es cuando el sistena comienza tensionarse.

"Ya hay muchos establecimientos que están por encima del 90%, lo que significa que cuesta ingresar a los pacientes en las guardias, que una ambulancia se demora", manifestó, y consideró que "estamos al borde de una situación más difícil".

"Estábamos estabilizados en 3.000 camas por Covid en todo el país, y hoy ya hemos superado las 4.000 camas en poco tiempo". En el AMBA hay muchas instituciones que están por encima del 90% e incluso al 100% de ocupación", agregó el funcionario.

La edad de los contagiados

Además, Medina precisó que "el 70% de los mayores de 70 años ya fueron vacunados", al igual que "más de la mitad" de los mayores de 60 años".

Por eso, explicó que la curva de contagios se está ralentizando en ese rango etario y que, en cambio, "están apareciendo más contagios en jóvenes", a un ritmo superior que en la primera ola.