En el marco de la intervención del Gobierno en la cerealera Vicentin, desde la Casa Rosada reconocen que la alternativa presentada por el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti constituye una opción cada vez más viable. En este contexto y mientras aguardan por la resolución de la Justicia, el primer mandatario santafesino tiene en agenda reuniones con distintos acreedores de la empresa y cuenta con el apoyo de la Sociedad Rural de Córdoba, entidad que manifestó su desacuerdo con el "banderazo" convocado por el gremialismo rural.

En la agenda del oficialismo, la estrategia de Perotti empieza a consolidarse como la "opción superadora" que el presidente Alberto Fernández pidió tras la reunión en la quinta de Olivos con el CEO de Vicentin, Sergio Nardelli y el gobernador santafesino. "El plan A es Perotti, hay que esperar que la Justicia se expida para analizar cómo seguir", señalaron fuentes del Gobierno nacional a BAE Negocios. En declaraciones periodísticas, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, expresó que hoy la expropiación "está en segundo plano" y que el objetivo es crear una empresa mixta en donde participen los trabajadores, aunque señaló que"por el momento no hay nada definido".

A finales de la semana pasada el Juez Fabián Lorenzini, del Juzgado N°2 de primera instancia en lo Civil y Comercial de Reconquista falló a favor del regreso del directorio de Vicentin. En paralelo, y con la protesta del campo en la línea de largada, la Inspección General de Personas Jurídicas (IGPJ, dependiente de la secretaría de Justicia santafesina) solicitó al magistrado la intervención de Vicentin. "Se cruzaron los expedientes, ahora queda esperar el dictamen del Juez", reconocieron a este medio desde el entorno del gobernador de Santa Fe.

La denominada "Alternativa Perotti" incluye al ex secretario de Agricultura nacional, Gabriel Delgado, al frente de la administración de la empresa y con una estrategia que no solo incluya el trato con los acreedores, sino coordinar con las cooperativas. "Muchas se encuentran en dificultades para pagarle a sus productores y son acreedores", reconocieron desde el gobierno santafesino.

En este escenario se sumaron actores al entramado que sorprendieron con sus declaraciones, como el presidente de la Sociedad Rural de Córdoba, Pedro Salas. En declaraciones radiales, el directivo pateó el tablero y advirtió que apoyar a Vicentin "es salir a aplaudir al que estafó a los productores". También agregó:  "Hay miles de productores afectados, por lo que pronunciarse a favor de la empresa en este momento no me parece atinado". Como se recordará, en las instalaciones de la Sociedad Rural de Jesús Maria se llevó a cabo un encuentro entre legisladores cordobeses del PRO, autoridades de la Mesa de Enlace de esa provincia y directivos de esa rural.

Por el lado de la empresa sostienen que no están de acuerdo con la propuesta del Gobierno de Santa Fe, ya que entienden que representa una expropiación encubierta.