El presidente Alberto Fernández aseguró este jueves que está "convencido" de que la muerte del fiscal Alberto Nisman "fue un suicidio".

"Yo estoy convencido, después de dudarlo mucho, de que lo de Nisman fue un suicidio", señaló el mandatario en diálogo con Radio 10.

La postura de Fernández, quien en un inicio había expresando "incógnitas" sobre esta posibilidad, ya había sido ratificada meses antes de asumir a la Presidencia. 

"Hoy las pruebas acumuladas no dan lugar a pensar que fue un asesinato", puntualizó el mandatario en una entrevista al diario Clarín, al considerar que los peritajes de la Gendarmería, que llevaron a la Justicia a determinar que fue un homicidio, "carecen de todo rigor científico".

Fernandez también dejó ver en 2019 el cambio de postura en el diario La Nación.

“Creo en lo que está diciendo la Justicia hoy en día: la prueba más contundente es que fue un suicidio”, sentenció. 

En frebrero de 2015, Alberto Fernández participó de la "Marcha del Silencio"

El domingo 18 de enero de 2015, el fiscal Alberto Nisman fue encontrado muerto con un disparo en la cabeza, en su departamento del edificio Torre Boulevard del complejo Torres Le Parc, en el barrio de Puerto Madero donde vivía.