Un informe privado aseveró que el 20% de las empresas que operan en el país tiene previsto realizar inversiones y un 29% reforzarán sus dotaciones de personal. El relevamiento de Hidalgo & Asociados consideró que tras el sondeo a 240 empresas cuya facturación conjunta supera los $850 mil millones y los 200.000 empleados expresa que "el gradualismo" es el "sistema preferido de los encuestados". Sobre porcentajes paritarios el escrito remarcó el 65% de los trabajadores dentro de convenio tendrán aumentos de sueldo entre el 15% y el 20%, mientras que el 31% alcanzará mejoras en la franja del 20% y el 25%. El resto estiman podrá superar incluso un beneficio mayor a los 25 puntos, dentro de los cuales la estadística histórica podría abarcar a sectores agroexportadores, camioneros y otros.

Los datos se conocieron a horas que las estadísticas que ofreció el Indec sobre la baja del desempleo que reflejaría el impacto del crecimiento que declama el Gobierno tiene una variopinta interpretación. Entre ellas que la merma en el trabajo viene aparejado de precarización, incremento de labor de registrados y auge del monotributismo para los últimos dos años en rigor del 35%.

Del estudio se desprende que las reducciones de personal están finalizando, más allá que durante el año pasado el mismo núcleo consultado admitió que estaba achicando estructuras. En estos días quienes continuarán con reestructuración "a la baja" alcanzan el 13% mientras que las compañías que planean incorporar a trabajadores llega al 29%. En sus conclusiones el paper de H&A considera que los asalariados no tendrán detrimento en sus ingresos respecto a la inflación. "Los ajustes salariales estarán todos en niveles similares o superiores" al incremento de precios sostenido resume el informe al que BAE Negocios tuvo acceso.

Laura Bitocco, gerente general de la consultora dijo que "el foco en los últimos años estuvo en mejorar los los costos. Por ello es de esperar que las inversiones e incorporación de personal crezcan a tasas más alentadoras, en la medida que la economía se acelere".

En cuanto a los asalariados fuera de convenio las perspectivas son algo más optimistas de la encuesta H&A evaluó que el 39% recibirá incrementos que van desde el 20 al 25%. Los ejecutivos de la consultora estimann también que la variable confirmará el reacomodamiento que "durante muchos años, determinó que los mejores aumentos se los llevaran los agremiados, en mandos medios que por razones de presupuesto solían ser los más afectados".

En sus conclusiones la consultora remite a un informe de la Fundación Mediterránea respecto que la masa salarial "mejoró en 2017" como también estuvo estancada durante los últimos años.