El equipo original del gabinete que asumió el 10 de diciembre de 2015 volvió a sufrir cambios. Tras el contundente triunfo en las elecciones legislativas del 22 octubre y el anuncio de reformas de cara a los próximos dos años, el Gobierno puso en marcha modificaciones en el organigrama de los ministerios con el objetivo de darle un nuevo perfil a la gestión.

En una sorpresiva conferencia de prensa en la Casa Rosada, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, informó ayer el desplazamiento del ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, quien será representante del Gobierno ante la Unión Europea. El contador público de origen radical se suma a la lista de una docena de funcionarios que dejaron sus cargos en el gabinete por distintos motivos. Su lugar será ocupado por el titular de la Sociedad Rural Argentina, Luis Etchevehere.

En menos de 24 horas, la gestión de Mauricio Macri decidió algunos cambios que también incluyeron pedirle al titular de la cartera de Salud, Jorge Lemus, que de un paso al costado. Adolfo Rubinstein, el segundo del ministerio, quedará al frente.

Los cambios se van a implementar en las próximas semanas, informó el Gobierno. En el caso de Lemus continuará trabajando como asesor. “Va a trabajar a cargo del área de salud del G-20 el año próximo”, aclaró Peña. Buryaile asumirá la representación de la Argentina ante la Unión Europea. El jefe de gabinete explicó que el ministro saliente cumplirá una “tarea muy importante en esta etapa”, cuando están en marcha las tratativas por el acuerdo entre la UE y el Mercosur, y destacó que “él pueda liderar personalmente esa negociación en Bruselas”.

Una de las sorpresas del anuncio fue el ingreso de Etchevehere al gabinete. “Fue elegido para que encabece esta segunda etapa de promoción del desarrollo del sector agroindustrial”, detalló Peña. Etchevehere había sido sondeado por la Casa Rosada como candidato a diputado por Entre Ríos. El ministro saliente también había declinado la posibilidad de ser candidato a senador por su provincia, Formosa, pero finalmente decidió continuar en el cargo.

Desde hacía varios meses existían los rumores de posibles cambios por la disconformidad en la gestión de algunos ministerios. El mismo día de las elecciones legislativas, Peña había desmentido futuras modifi caciones en el gabinete. En realidad había descartado la salida de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, a las pocas horas de que se conociera el hallazgo del cuerpo de Santiago Maldonado. El 22 de octubre fue terminante en el respuesta, pero en menos de una semana apareció la primera reestructuración en busca de una vuelta de timón del Gobierno, empujado por el positivo resultado electoral. No se habla de otras renuncias pero tampoco se descartan posibles cambios en áreas de la estructura oficial. “Es probable que en las próximas semanas podamos presentar algunas iniciativas que estamos trabajando en ese sentido’, adelantó el jefe de gabinete en la conferencia.

El Gobierno anunciará hoy los planes de la modernización de Estado que anunció el lunes Macri. El anuncio lo harán los ministros de Producción, Francisco Cabrera, y de Modernización, Andrés Ibarra, en la Casa Rosada o en la Quinta de Olivos.