En una jornada histórica, los diputados tuvieron por primera vez una sesión mixta, con modalidad presencial y virtual, en el marco de la cuarentena por coronavirus. Luego de un debate que se prolongó hasta la medianoche, aprobaron dos proyectos vinculados a los trabajadores de la salud y la seguridad.

Por primera vez en la historia del Congreso argentino, los legisladores sesionaron de forma remota tanto en la Cámara Baja como en el Senado. En el caso de los diputados, hubo más de 40 que decidieron estar presentes en el recinto, y casi 200 se conectaron por videoconferencia para llevar adelante su tarea.

De forma unánime, y luego de sesionar durante seis horas, en la primera hora de este jueves aprobaron un proyecto para la exención del pago de Impuesto a las Ganancias para el personal de salud y de seguridad, y otro para la provisión de elementos de trabajo para los empleados de esos sectores.

Con un consenso generalizado, los diputados aprobaron y giraron al Senado el proyecto de ley que exime del Impuesto a las Ganancia las horas extras o guardias realizadas por trabajadores de la salud y de seguridad durante la pandemia del coronavirus y otorga una pensión graciable a los familiares de los empleados fallecidos en esas tareas.

De esta forma, quedan exceptuados de Ganancias desde el 1 de marzo hasta el 30 de septiembre las remuneraciones por horas extras y guardias, debido a la emergencia sanitaria que provocó el Covid-19.

Si se aprueba también en la Cámara Alta, el beneficio será para los profesionales, técnicos, auxiliares (incluidos los de gastronomía, maestranza y limpieza) y personal operativo de los sistemas de salud pública y privada y el de las Fuerzas Armadas, de Seguridad, de la Actividad Migratoria, de la Actividad Aduanera y Bomberos que presten servicios relacionados con la emergencia.

También se otorgará una pensión a los familiares de los trabajadores esenciales que fallecieron mientras desarrollaban su tarea en la pandemia del coronavirus. La recibirán cónyuges o convivientes que tengan una unión convivencial, y los hijos solteros hasta los 21 años. La suma será equivalente al doble del haber mínimo jubilatorio, a la que se le aplicarán los aumentos de movilidad correspondientes a los otorgados a las jubilaciones ordinarias.

Por otro lado, aprobaron la creación del Programa de Protección al Personal de Salud, que busca prevenir "el contagio de coronavirus entre el personal de salud" tanto de la gestión pública como la privada, al instar a los establecimientos de salud a garantizar medidas de bioseguridad.

Además, propone crear el Fondo de Protección del Personal de Salud, para la compra directa de bienes, servicios y equipamiento necesarios para garantizar la protección del personal de salud durante la emergencia.

El proyecto se llama "ley Silvio" en homenaje homenaje al enfermero de Alejandro Korn, Silvio Cufre, el primer trabajador de la salud del país en morir por coronavirus.

¿Cómo fue la primera sesión remota de la historia en Diputados?

El presidente de la Cámara, Sergio Massa, dio inicio a la sesión a las 18:12, con 47 diputados presentes en el recinto -separados por la distancia recomendada en las bancas-, mientras que 193 se conectaron de forma remota.

Massa condujo el debate desde el estrado de la sala de sesiones, con el secretario administrativo de la Cámara, Rodrigo Rodríguez, y el secretario parlamentario, Eduardo Cergnul, apostados a cada uno de sus lados.

Al fondo de la Cámara se colocó una pantalla led gigante desde la que se visualizaron las cámaras de cada uno de los legisladores que sesionaron desde sus respectivas provincias: algunos desde sus casas, ortos en sus despachos o en las legislaturas provinciales, que se acondicionaron para la ocasión, como las de Córdoba, Tucumán, Entre Ríos, San Juan, Misiones y Santiago del Estero, entre otras.

Por su parte, entre los diputados que sesionaron de forma presencial estaban el presidente de la bancada oficialista, Máximo Kirchner, y sus compañeras de bloque Cristina Alvarez Rodríguez y Cecilia Moreau; los jefes de Juntos por el Cambio, Mario Negri (UCR), Cristian Ritondo (PRO) y Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica), además de José Ramón (Unidad para el Desarrollo) y Eduardo Bucca (Federal).

Al comenzar la sesión se aprobó en forma casi unánime y con mayoría especial el protocolo que establece el mecanismo de sesiones virtuales mientras dure el aislamiento social y obligatorio. Por problemas de conexión, algunos diputados debieron corroborar sus votos a viva voz cuando Massa leyera sus nombres, lo que generó una confusa superposición por el acople y la demora en la transmisión.

Luego, el cuerpo aceptó las renuncias de los diputados del Frente de Todos Daniel Scioli y Andrés Larroque, y de la líder de la Coalición Cívica, Elisa "Lilita" Carrio.

En su reemplazo se tomó juramento a los peronistas Claudia Bernazza y Lisandro Bisormi y al macrista José Luis Patiño, posibilitando el ingreso de la primera para que el Frente de Todos alcance la paridad de género en su bancada, lo que fue destacado en su discurso por la kirchnerista Gabriela Cerruti.

La exención del pago de Impuesto a las Ganancias para el personal de salud y de seguridad, fue aprobado con 252 votos (4 ausentes), y el que busca asegurar la provisión de elementos de trabajo para los empleados de esos sectores, con 151 votos. Ambos fueron por unanimidad, con el visto bueno de todos los legisladores presentes al momento de la votación.

La sesión terminó pasada la medianoche, con aplausos por parte de los diputados, que celebraron el éxito de la nueva modalidad.