La audiencia por el conflicto de tierras de la familia Etchevehere que estaba prevista para este domingo a las 9 quedó suspendida, luego de que el exministro Luis Miguel Etchevehere recusó al juez a cargo y confirmó que no asistiría al juzgado.

La mediación había sido convocada por el magistrado subrogante de la ciudad entrerriana de La Paz, Raúl Flores, en torno al litigio por la posesión de un campo que es "usurpado", según denuncia el ministro de Agroindustria, Ganadería y Pesca durante el gobierno Mauricio Macri, aunque su hermana, Dolores Etchevehere, sostiene que es parte de la herencia familiar que le corresponde y que ella puede disponer libremente de las hectáreas en cuestión.

"Recién se fueron 10 usurpadores que no regresan más. Vamos a estar en la puerta hasta que salga el último de los ocupantes. Hoy no vamos a la audiencia porque recusamos al juez Flores. No puede intervenir hasta que no se resuelva el pedido", anunció esta mañana Luis Miguel Etchevehere, ex presidente de la Sociedad Rural Argentina, en su cuenta de la red social Twitter.

Dolores Etchevehere denunció en este contexto "violencia, patoterismo y apriete" de parte de los sectores que apoyan a sus hermanos y no acatan la medida judicial que prohibió la realización de "cualquier acto" que impida el egreso de personas del predio rural "Casa Nueva".

"Lo de afuera es muy confuso, caracterizado por la violencia, el patoterismo y el apriete. Acá adentro estamos trabajando, pensando, concentrados, el Proyecto Artigas ya está en marcha", expresó Dolores Etchevehere, en diálogo con radio Rivadavia.

Ayer, el juez Flores resolvió ampliar las medidas cautelares dictadas al disponer la prohibición de realizar cualquier acto que impidiera el egreso de las personas que se encuentran en el interior de Casa Nueva, habitada por Dolores Etchevehere, en la provincia de Entre Ríos.

"Este conflicto es de orden estructural", expresó hoy Dolores Etchevehere a radio Rivadavia, en la que puso en duda que la situación pudiera resolverse en "una asamblea de un domingo a las 9 de la mañana", en alusión a la audiencia suspendida de hoy.

"Se va a encargar mi abogado Juan Grabois y su equipo de abogados. Yo no puedo estar ni a 50 km de esta gente violenta", expresó la mujer, quien desde hace días reclama su derecho a ocupar el predio y utilizar una parte de su porción del campo para un proyecto social y agroecológico llamado Proyecto Artigas junto a integrantes de organizaciones sociales.

Luis Miguel Etchevehere intenta echar bajo amenazas y con una patota a las personas que ingresaron al predio "Casa Nueva" al alegar que su hermana cedió su parte, aunque Dolores asegura que ella no firmó ningún documento que autorice esta maniobra y que falsificaron su firma. Por eso, niega que haya una usurpación, sino que el lugar le pertenece.

A su vez, Dolores denunció a sus familiares por diversos crímenes como "administración fraudulenta, evasión fiscal, lavado de dinero, explotación laboral y violencia económica a partir del despojo" de sus "derechos hereditarios", en un "complejo entramado de actividades delictivas sostenido durante décadas con corrupción, violencia e impunidad", según contó en un video.

El juez había pedido en las últimas horas a las partes que designaran una nómina de seis personas que podrían ingresar y salir del campo para poder llevar alimentos a ese lugar en disputa entre Dolores y sus hermanos Luis Miguel, Juan Diego y Arturo Sebastián Etchevehere, quienes se oponen a que en ese predio se desarrolle el emprendimiento agroproductivo Proyecto Artigas.

Durante la jornada de ayer, los hermanos, junto con su madre, Leonor Marcial Barbero de Etchevehere y un grupo de personas se instalaron en la puerta del establecimiento rural e impedían que pudieran ingresar o egresar personas y vehículos del predio "Casa Nueva".

En medio de este conflicto, desde Proyecto Artigas convocan a movilizar este lunes, a las 16, a la estancia "Casa Nueva" en Entre Ríos, y frente a la Sociedad Rural en la Ciudad de Buenos Aires.