En el día previo al desalojo dictado por el juez Martín Rizzo, funcionarios de la Provincia de Buenos Aires buscan soluciones alternativas con los integrantes de la toma para que el procedimiento no se convierta en un hecho violento.

Andrés Larroque, ministro de Desarrollo de la Comunidad, sostuvo que “está firme la orden de desalojo” pero que existe un “período de 72 horas hábiles” por lo que se concretaría entre mañana y el lunes, lo que les daría tiempo para alcanzar más acuerdos.

"En las últimas 48 horas 175 familias ya abandonaron el predio y se pusieron a disposición de las soluciones que puede brindar el Estado" afirmó Larroque en declaraciones radiales con AM750. 

La ministra de Gobierno, Teresa García respaldó estas declaraciones y confirmó que “ya hay familias que han abandonado la toma a la espera de lotes con servicios”. Aún permanecen miles de familias que tomaron cerca de 200 hectáreas entre el barrio San Martín y el predio del barrio privado en construcción del club San Cirano.

Queremos que sea con el menor daño colateral posible” aseguró García, que instó a los miembros de la toma a “una resolución pacífica” y “a la voluntad de las familias que de verdad están por necesidad”.

La ministra también consideró que “hay que mantener la calma, saber comunicar muy bien e identificar a quienes buscan beneficiarse con la pobreza de la gente vaya a saber uno con qué finalidad".

Diversos espacios se preparan para resistir el desalojo y mantener la toma en los terrenos ubicados en el distrito de Presidente Perón. Silvia Saravia, coordinadora nacional de Barrios de Pie, sostuvo que “pasan las horas y los anuncios relativos a la vivienda del gobernador Kiciloff no arrojaron luz sobre el inminente desalojo en Guernica”.

Desde el Polo Obrero, afirman que el acercamiento que intentó el gobierno con los miembros de la toma es una “extorsión": “Utilizan este método para ir con los productos a las familias a ofrecerles sumas económicas completamente insuficientes o propuestas irrisorias para que se vayan de la ocupación sin una solución para su situación habitacional.”

Larroque confirmó que solicitó una audiencia con el juez Rizzo para ponerlo al tanto del accionar que llevó adelante el “dispositivo interministerial” y del plan de contingencia. 

Por el momento, la orden de desalojo se mantiene para mañana y deberá hacerse íntegramente durante el día. Además la resolución judicial ordena que el procedimiento deberá realizarse "con el mayor cuidado de la integridad de las personas que ocupen el predio y de los bienes" y recurrir "al uso de la fuerza en caso en que resulte indispensable y en la menor medida posible".