El canciller Jorge Faurie dijo que no alcanza el anuncio de Bolivia sobre una adecuación de sus normas para dar, en reciprocidad, atención de salud a los argentinos en ese país.

Al salir de un almuerzo organizado por la Fundación Mediterránea en un hotel porteño, Faurie remarcó sobre la iniciativa anunciada por Bolivia: "Con eso no alcanza. Vamos a tener que discutir algo más amplio".

Primero, esto es una cosa para un diálogo más completo del que ha habido hasta el momento. Nosotros le planteamos por la nota (a la cancillería boliviana), que le mandamos en octubre del año pasado, la idea de tener un mecanismo de reciprocidad, y ellos sólo nos contestaron en febrero con una nota que no tiene la "fines" que requieren este tipo de respuestas", dijo el canciller argentino.

"Tenemos que analizar un mecanismo de reciprocidad que pase por distintas categorías. Uno, el caso de las parturientas, que es una de las categorías que ellos tienen, o de las personas con mayor edad. La verdad es que los argentinos no van a atenderse allá", remarcó el canciller argentino.

Faurie recibirá hoy en su despacho al embajador boliviano en Buenos Aires, Javier Tito Véliz, al tiempo que en Bolivia se mantienen otras negociaciones con el embajador argentino, Normando Álvarez García.

En tanto, el cónsul de Bolivia en Jujuy, Nelson Guarachi Mamaní, explicó que Bolivia "no tiene restricciones para la atención a extranjeros, pero, como sucede en Argentina, cuando se va por una atención se deben sacar turnos con días de anticipación y por ello muchos optan por terminar en el ámbito de la salud privada, sobre todo si son turistas de paso".

El embajador boliviano en Argentina reconoció ayer que muchos de sus compatriotas vienen a "atenderse" al país, por eso, agregó, "quiero agradecer profundamente que quienes requieran atención médica puedan venir".