A días de que se defina la quinta fase de la cuarentena administrada que dará comienzo el lunes 25 de mayo y se extendería hasta el 8 de junio próximo, el presidente Alberto Fernández se reunió este miércoles con el gobernador bonaerense, Axel Kicillof y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Los tres analizaron la curva de contagios en ambos distritos y las estrategias que ambas gestiones aplicarán en el área metropolitana Buenos Aires (AMBA), donde se produce la mayor circulación del virus y el número más elevado de contagios por COVID-19.

Durante el encuentro, que dio comienzo pasadas las 19 y tuvo lugar en la residencia de Olivos, Fernández repasó con Kicillof y Larreta las conclusiones que por la tarde les acercaron a cada uno de ellos los expertos sanitarios que los asesoran.

El cónclave, también contribuyó a bajar la tensión registrada en los últimos días entre ambas administraciones a raíz de las medidas de apertura de comercios y salidas recreativas que dispuso Ciudad, lo que generó inquietud entre algunos intendentes del cornurbano bonaerense, que temen le estallen los casos de contagios en sus municipios.

También participaron de la reunión, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli, e integrantes de las carteras de salud de Nación, Provincia y Ciudad.

A la fecha, CABA registra 3.566 infectados por coronavirus, mientras que en el territorio bonaerense se detectaron 2.918 contagios, siendo los distritos más afectados por la pandemia, alcanzando casi al 80 por ciento de infectados según los números a nivel país.

Si bien y pese al aumento de casos positivos en el distrito, el Ejecutivo porteño se muestra conforme con el comportamiento ciudadano respecto a las salidas recreativas para niños los fines de semana, la apertura de comercios y el uso del transporte publico, tiene en claro que el modo en que evolucione la curva de contagios, será lo que determine si se continúa como hasta ahora, o se da marcha atrás.

En tanto que Kicillof, quien cuestionó a quienes buscan "politizar la cuarentena", y descartó un distanciamiento con Larreta, con quien dijo que trabaja de forma "coordinada", aseguró que en la provincia seguirán "con el mismo criterio de cuarentena focalizada", porque "no sería lógico pensar en una flexibilización en este contexto de contagios".

Previo a la reunión, el infectólogo Eduardo López, que integra el comité de expertos que asesora al Gobierno, aseguró que no prevé que la Ciudad y el conurbano bonaerense avancen hacia una mayor flexibilización en la próxima etapa del aislamiento porque el número de casos viene subiendo de forma sostenida y aseguró que el aumento de la curva en la Argentina "va a ser suave".