A horas de anunciar las pautas de la nueva etapa de la cuarentena, el presidente Alberto Fernández definía anoche con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y con el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, el alcance de la apertura que anunciará mañana en el AMBA, luego de tres semanas de cuarentena estricta. De mínima, se aguarda que un retorno a la fase 3, que regía antes del 1 de julio.

Si bien comparten el espíritu aperturista y dejaron atrás asperezas en el encuentro que mantuvieron el pasado lunes, los mandatarios de ambos distritos tienen distintas prioridades a la hora de dosificar el grifo y aplicarán modelos diferenciados en base a iguales premisas.

Los anuncios quedarán para mañana con el mismo esquema de conferencia de prensa tripartita. En la previa, el jefe de Estado se reunirá con los expertos médicos que asesoran al Gobierno, con quienes analizará la progresión de los contagios en la zona metropolitana antes de tomar la trascendente decisión. Los números, de hecho, se seguirán analizando hasta mañana.

La Ciudad llegó a la cita de anoche con el esquema de reaperturas progresivas definido. El plan que se filtró la semana pasada y que ya fue confirmado por funcionarios porteños será una hoja de ruta que estará divida en cuatro etapas, aunque sin fecha definidas.

Si bien hay una estrategia conjunta con la provincia de articular las medidas iguales en el AMBA, la situación epidemiológica es favorable en CABA y permitirá no solo volver a la fase 3 sino sumar otras actividades. Las autoridades sanitarias reconocen una estabilidad en el número de contagios.

En provincia siguen muy de cerca los datos de contagios y muertes y la capacidad de camas de terapia intensiva. "El punto siempre fue que no colapse el sistema de salud", aclararon desde La Plata a este medio.

Ya dan por seguro la vuelta a la fase 3 del aislamiento social, preventivo y obligatorio. "La idea es si los números dan bien, volver a la fase 3. Esto implica la apertura de comercios e industrias", afirmaron fuentes oficiales.

"Larreta define solo. Nosotros tenemos municipios oficialistas y opositores", resaltó un asesor del gobernador. Ayer, por ejemplo, el intendente de Florencio Varela, Andrés Watson, consideró que "no se puede salir a liberar ampliamente todo sin cuidados", mientras que el jefe comunal de La Plata, Julio Garro, le solicitó al gobernador autorizar salidas recreativas con niños en la capital provincial con el modelo porteño.