El titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y el jefe del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner, se reunieron ayer con el presidente Alberto Fernández en la Casa Rosada para avanzar con la agenda parlamentaria de las sesiones extraordinarias.

El encuentro se dio un día después de que en el oficialismo reprogramaran la fecha de la sesión para el 6 de febrero próximo. Durante la charla Massa, Kirchner y el mandatario analizaron la posibilidad de adelantar una semana el debate en el recinto.

"Venimos hablando con Massa para ver si la sesión se puede hacer el 29 de enero, pero eso dependerá de cuándo el Ejecutivo nacional mande el temario para que las comisiones tengan tiempo de trabajar", señalaron desde el interbloque de Juntos por el Cambio.

Tanto el presidente de la bancada de la UCR, Mario Negri, como el jefe del bloque de PRO, Cristian Ritondo, están en diálogo permanente con el titular de la Cámara Baja para llegar con el mayor consenso posible al tratamiento de los proyectos que envíen desde la Casa Rosada.

Fuentes parlamentarias y del Ejecutivo nacional aseguraron a BAE Negocios que ya están terminados los borradores referidos a la reforma de las jubilaciones de regímenes especiales que perciben jueces y diplomáticos y a la renegociación de la deuda pública. Además de esos dos temas, a fines de enero o principios de febrero, podría tratarse el proyecto de readecuación del Pacto Fiscal, que ya cuenta con media sanción del Senado.

Aunque está entre las prioridades del gobierno de Fernández, al punto que se había evaluando debatirlos durante las sesiones extraordinarias, hasta ahora quedarían afuera los proyectos que establecen la creación del Consejo Económico y Social, así como también la iniciativa que plantea una reforma integral de la Justicia Federal, en la que viene trabajando la ministra de Justicia, Marcela Losardo, y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz. En especial, este último proyecto -que fue anunciado por el mandatario durante la Asamblea Legislativa el pasado 10 de diciembre- genera algunas resistencias dentro del Poder Judicial, a la vez que desde un sector de la oposición sostienen que "es necesario tener más tiempo para debatir un tema tan delicado como es la Justicia Federal".