En su visita a España, el candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, si bien se encargó expresamente de aclarar que "nunca hay que darse por ganador", no dudó en sacar a relucir su estampa de hombre de Estado en una reunión mantenida ayer con empresarios e inversores, ocasión en la que esbozó un análisis sobre la situación por la que atraviesa Argentina, y donde expuso sus propuestas para sacar al país de la crisis en caso de ser electo en octubre.

En su segunda jornada en la capital española, a donde viajó para cumplir un compromiso académico en la Universidad Camilo José Cela, el ex jefe de Gabinete aprovechó su día libre para aceitar contactos en forma privada con hombres de negocios, entre ellos ejecutivos del Grupo Prisa, la agencia EFE, y el diario ABC.

La eventualidad de que Fernández sea electo presidente el 27 de octubre próximo despertó un mayor interés en potenciales inversores, lo cual le permitió al candidato realizar un análisis sobre la crítica situación por la que atraviesa la Argentina y dar a conocer sus ideas en caso de llegar al gobierno.

A pedido suyo, Fernández será recibido hoy por el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, en el Palacio de la Moncloa y si bien la reunión será a puertas cerradas, figura como un hecho que el candidato buscará estrechar lazos con el titular del Ejecutivo español y con espacio política que integra, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

"La reunión será de trabajo para intercambiar opiniones sobre la relación bilateral", añadieron en el entorno del abogado y profesor de derecho penal, de ahí que el encuentro no figure en la agenda oficial del premier español.

Consciente de las posibilidades de ser electo como Presidente, el candidato buscará además alcanzar un compromiso institucional con ese espacio en torno al acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur, sellado a mediados de junio entre los presidentes que integran el bloque regional y sus pares del viejo continente.

Luego del cónclave con Sánchez, el dirigente peronista tiene previsto un almuerzo con el ex mandatario de ese país, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, con el que Fernández coincidió en su etapa como jefe de Gabinete de Néstor Kirchner, para luego emprender viaje rumbo a Portugal, donde será recibido por el primer ministro socialista, Antonio Costa, quien gobierna ese país a través de una coalición de izquierda.

En Lisboa y de la mano de Costa, el candidato del Frente de Todos se interiorizará sobre las medidas adoptadas por el gobierno para alcanzar lo que mundialmente se conoció como "el milagro portugués", que consistió en la cancelación de los créditos de ese país con el FMI. Finalmente Fernández, quien viajó acompañado por su pareja, Fabiola Yañez, a los que se le unieron el diputado Felipe Solá y el dirigente Miguel Cuberes, estaría regresando al país el próximo domingo.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos