El presidente Alberto Fernández partirá hoy rumbo a Israel, donde participará del Foro Internacional de Líderes en Conmemoración del Día Internacional de Recordación del Holocausto y la Lucha contra el Antisemitismo, y ya tiene confirmada una reunión bilateral con el presidente local, Reuven Rivlin.

En su primera salida del país tras asumir al frente del Poder Ejecutivo, Fernández agendó un encuentro a solas con Rivlin para el viernes a las 10, según señaló NA de fuentes oficiales. La reunión será un día después del Foro, que será el jueves, y en su corta estadía de 48 horas, el jefe de Estado intentará concretar otras entrevistas con líderes internacionales.

En las gestiones que por estas horas se llevan adelante están incluidos potenciales encuentros con los presidentes de Francia, Emmanuel Macron, de Rusia, Vladimir Putin, y con el influyente primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu. Para la Casa Rosada, es una buena oportunidad para comenzar a entablar lazos personales con los principales referentes mundiales que estarán presentes esta semana en Israel.

De hecho, hasta la semana pasada el Presidente no tenía previsto asistir al Foro, pero sorpresivamente decidió hacerlo y mostrarse junto a la primera plana internacional en momentos en que toda la atención del oficialismo está puesta en la renegociación de la deuda con el FMI.

La comitiva estará integrada por el canciller Felipe Solá; el secretario de Asuntos Estratégicos del Estado, Gustavo Béliz; la primera dama, Fabiola Yáñez; el gobernador bonaerense, Axel Kicillof; el diputado Eduardo Valdés, y el vocero presidencial y secretario de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi.

El Presidente comenzará su agenda en Israel mañana por la noche, cuando compartirá una cena privada con los mandatarios que formarán parte del encuentro. En tanto, el jueves participará de una ceremonia en el Museo Yad Vashem de Jerusalén, dedicado al Holocausto, junto a otros gobernantes, y a Solá.

El jefe de Estado emprenderá su regreso al país el próximo viernes y aterrizará en territorio argentino a primera hora del sábado 25 de enero. En ese marco, se postergó la primera reunión del denominado Gabinete Federal que iba a encabezar el jefe de Estado el viernes en Mar del Plata. La próxima semana, Alberto Fernández volverá a salir de viaje y el destino es el Vaticano, donde se encontrará con el Papa Francisco, el viernes 31 de enero.

De este modo, la vicepresidenta Cristina Kirchner quedará frente del Poder Ejecutivo durante ambas giras del Presidente. Se espera que mantenga un bajo perfil y sin concurrir a la Casa Rosada.

Históricamente, los vicepresidentes cuentan con despacho en la sede de Balcarce 50 -actualmente está ubicado al lado del Salón Eva Perón-, pero Cristina Kirchner no tiene pensado desarrollar actividad allí y el plan es que se mantenga estos cuatro años enfocada en sus tareas en el Senado, en el rol de presidenta de la Cámara alta.