El presidente Alberto Fernández recorrió esta tarde un centro de salud móvil donado a la Argentina por la República Popular China, el que fue emplazado en la localidad de González Catán, partido bonaerense de La Matanza.

Durante su visita, donde estuvo acompañado por el gobernador bonaerense Axel Kicillof; los ministros de Defensa, Agustín Rossi, y de Salud, Carla Vizzotti y el intendente local, Fernando Espinoza, el mandatario recorrió el predio donde se le informó sobre las prestaciones del centro de salud móvil y las disposiciones del mismo. 

El “Centro de Salud Móvil KANGFEI, modelo BLAT 30EX14V”, dispone también de 20 camas nuevas distribuidas en cuatro carpas, un laboratorio bioquímico, un módulo radiológico con sendos equipos digital y de ecografía, y otro para primeros auxilios.

En el área logística, está compuesto por vehículos que brindan funciones como la esterilización de material, generador de oxígeno, suministro de energía y agua propia, cocina, lavadero de ropa, servicio sanitario, duchas y apoyo para la instalación de las cuatro carpas.

El centro moviltendrá como función la hospitalización de pacientes y la atención por guardia de internación las 24 horas, .

Al término de la recorrida y en conferencia de prensa, Vizzotti señaló que  el gobierno Está "monitoreando día a día y hora a hora" la situación del avance de la pandemia "en contacto con todas las jurisdicciones" y "especialmente en el AMBA".

Señaló además que ayer mantuvo una reunión con el Consejo Federal de Salud integrado por todas las provincias "porque realmente están aumentando (los contagios) en los aglomerados urbanos de todo el país"

"Argentina es mucho más que el AMBA y en cada jurisdicción y en cada municipio se podrán ver cuales son las recomendaciones porque esto se va a traducir en el aumento de casos en el resto del país y en función de eso, iremos tomando las medidas", agregó la funcionaria.

Consultada respecto a si no descartan llevar a cabo medidas más estrictas por un tiempo determinado, Vizzotti respondió que "se están analizando todas las posibilidades en todo momento. Nosotros apuntamos a disminuir la circulación de personas para minimizar la tensión y tratar de implementar las medidas lo menos impactantes posible para que tengan beneficios sanitarios y el menor impacto social y economico posible, por es que cualquier medida que se tome depende del cumplimiento, de que se empodere la ciudadanía y también, de la fiscalización y adhesión de las jurisdicciones a las normas

"En sentido, estamos trabajando fuerte para seguir transmitiendo ese mensaje que es lo que va a hacer que tomemos las medidas simpre intensivas, localizadas y transitorias de la manera más corta posible", señaló Vizzotti.

Ante la consulta respecto a si frente al aumento de casos en provincias como Córdoba y Santa Fe se piensan tomar medidas en otros lugares del país como las aplicadas en el AMBA, dijo que está vigente "un DNU que le da potestad a cada gobernador y gobernadora de implementar las medidas en cada jurisdición en funcioón de los indicadores de riesgo", y agregó que "los indicadores que estan en rojo inmediatamente entran en las medidas intensificadas, foclaizadas y transitorias y los que están en amarillo y tienen alguna cepa o variante de preocupación o menos de 40 mil habitantes, tiene la potestad cada autoridad para poder implementarlas".

Por su parte y en torno a la polémica generada respecto al rol de las fuerzas armadas, Rossi señaló que "así como al princpio de la pandemia nosotros tuvimos distintos rquerimientos de asistencia alimentaria" ahora "el presidente nos pidió asistencia sanitaria, que es lo que estamos haciendo hoy acá. El que entendió otra cosa, malinterpretó, pero las fuerzas armadas en Argentina tienen taxativamente prohíbido hacer tareas de seguridad interior y para eso estan las fuerzas federales y provinciales de seguridad".