El presidente Alberto Fernández recibió esta tarde en la quinta de Olivos al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para analizar la marcha de la nueva fase del aislamiento estricto por la pandemia de coronavirus en la ciudad de Buenos Aires.

Según informaron fuentes oficiales porteñas a Télam, Fernández y Larreta estuvieron reunidos durante unos 40 minutos a solas y repasaron los "números de la primera semana" de la nueva etapa de la cuarentena, que la ciudad comparte con el conurbano bonaerense.

La fase de aislamiento estricto en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) fue anunciada una semana atrás por el Presidente, el jefe de Gobierno y el mandatario provincial Axel Kicillof, aunque entró en vigencia recién el pasado miércoles, y se extenderá por dos semanas más, hasta el próximo 17 de julio.

La Ciudad espera poder reabrir en dos semanas

 El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, sostuvo este viernes que se busca que "el R (el indicador de multiplicación de contagios) esté por debajo de uno, porque eso significará que día a día habrá menos contagiados y ya la montaña estará por detrás y no por delante, como sucede ahora".

"Veremos cómo evoluciona ese índice y si baja debajo de uno iremos desandando las nuevas medidas. Todos buscamos que esta cuarentena sea la más corta posible y todos queremos decir que después del 17 de julio estemos en una etapa de apertura y no de cierre", agregó.

Para esta nueva etapa, la ciudad de Buenos Aires definió el cierre de los comercios "no esenciales", suspendió la actividad de práctica deportiva o running, reforzó los controles de circulación de personas y aumentó los testeos en los barrios mediante el plan Detectar junto al Gobierno nacional.

Para Kicillof, el virus estará presente "bastante tiempo"

Sin embargo, esta visión se diferencia de la que tiene la provincia de Buenos Aires, donde Kicillof observa todavía con preocupación el avance de la pandemia en el conurbano.

Según indicó en una conferencia de prensa este viernes el mandatario provincial, "hasta que no aparezca la respuesta científica" habrá que "convivir con el coronavirus".

"Y una vez que aparezca, habrá que ver si el sistema capitalista mundial nos da acceso a todos los países y clases sociales. Por eso creo que el coronavirus va a estar con nosotros bastante tiempo", agregó.

El viernes por la tarde, el gobernador bonaerense evaluó los resultados de los primeros días de cuarentena estricta en una videoconferencia con los intendentes del AMBA.

Los jefes municipales coincidieron en que la circulación bajó cerca de un 50%, tanto en sus distritos como en los accesos.

“El acatamiento de este nuevo período de aislamiento preventivo está siendo alto, hubo un gran avance de los y las bonaerenses en la comprensión de la gravedad de la situación y el avance de los contagios”, manifestó Kicillof en el encuentro. 

Y agregó que "los vecinos y vecinas del AMBA van a saber que fue una medida transitoria adoptada en el momento correcto para seguir cuidándolos”

Del encuentro virtual participaron, entre otros, el jefe de Gabinete bonaerense Carlos Bianco, el ministro de Seguridad provincial Sergio Berni y el ministro de Salud local, Daniel Gollan.  

Este último especificó que la Provincia trabaja sobre tres ejes de acción: la disminución de los contagios, la disponibilidad de camas y el equipamiento del sistema sanitario, y el aumento de los sistemas de seguimiento y testeo.