El Gobierno anunció la suspensión de "manera total" de las operaciones de trenes y colectivos de larga distancia, y de vuelos de cabotaje, entre este viernes y la medianoche del próximo miércoles, una medida destinada a "desalentar la circulación" de la población durante el fin de semana largo en el marco de las medidas adoptadas para prevenir la propagación del coronavirus.

El anuncio fue realizado en la Casa de Gobierno por el ministro de Transporte, Mario Meoni, quien añadió que -desde mañana- no se podrá viajar parado en el transporte urbano de pasajeros de trenes y colectivos, disposición que regirá hasta fin de mes. La medida también incluye a la red de subterráneos de la Ciudad de Buenos Aires.

El titular de la cartera de Transporte aseguró que las medidas se adoptaron debido a que "muchos argentinos no toman conciencia de la situación crítica en que se vive" por el coronavirus en el país.

Del total usual de poco más de cuatro millones de usuarios de servicios en el área metropolitana de Buenos Aires (Amba) -que circularon el 9 de marzo pasado-, el lunes se redujo a unos 2.800.000 pasajeros, es decir una caída del 30,7%, señaló Télam. De ese número, en el caso del colectivo, el servicio se redujo un 28,9%, el tren un 34,2% y el subte un 49,4%.

Al anunciar las nuevas medidas, Meoni advirtió que las resoluciones de "restricción de transportes para todo el país" para el fin de semana largo se adoptan para "desalentar la circulación" de acuerdo con las instrucciones del Ministerio de Salud.

"Estamos tomando medidas muy fuertes en materia de salud para que podamos efectivamente controlar la expansión de la pandemia en el país y vemos que hay mucha gente que no lo ha tomado así en los últimos días y, por lo tanto vamos a ser absolutamente estrictos", remarcó.

En ese marco, Meoni adelantó que la Agencia Nacional de Seguridad Vial "va a aumentar los controles en la rutas argentinas para desalentar el circuito turístico del fin de semana porque no estamos frente a una situación como para estar haciendo turismo".

"Necesitamos efectivamente que las personas entiendan que se tienen que quedar en sus casas", insistió el titular de la cartera de Transporte.

En el caso del área metropolitana, el funcionario dijo que las medidas fueron tomadas en consultas con el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, de acuerdo con el pedido del presidente Alberto Fernández del domingo último, en el marco de un encuentro que mantuvieron en la residencia de Olivos.

Para que se cumpla la restricción en colectivos y subtes, habrá agentes de la CNRT que aplicarán sanciones, en caso de incumplimiento, indicaron fuentes del Ministerio de Transporte. "Estamos ante una situación que está bastante difícil y que tenemos que cooperar entre los distintos estados provinciales y en eso estamos trabajando", concluyó el titular de la cartera de Transporte.

En tanto, no habrá interrupción del transporte internacional de carga en todas sus modalidades, pero se deberá cumplir con un protocolo de higiene del Ministerio de Salud para los choferes, mientras que en los puertos solo podrán ingresar argentinos o residentes.