El ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro, responsabilizó a la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera) por la caída en la calidad educativa.

‘Toda la sociedad está entendiendo que los resultados de la evaluación Aprender fueron producto de 12 años de ceterismo educativo. Y eso es lo que tenemos que cambiar entre todos”, dijo.

‘Ctera es un gremio que tiene una lógica más política que gremial”, aseguró el titular de la cartera educativa.

Sostuvo además que la confederación de sindicatos docentes ha quedado “aislada” en el paro por 48 horas que convocó a partir de mañana, dado que  ‘Uda (Unión Docentes Argentinos), Amet (Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica) y Cea (Confederación de Educadores Argentinos) no paran”.

‘Tengo la impresión que mañana nos vamos a llevar una gran sorpresa con la mayoría de las escuelas abiertas y la mayoría de los docentes educando”, puntualizó.

Finocchiaro señaló que los gobernadores provinciales van a descontar el salario a aquellos que falten mientras que los otros sindicatos actúan “más inteligentemente” y “llaman la atención al gobierno” sin perjudicar a sus afiliados.

Además de convocar a un paro de 48 horas desde mañana, Ctera exigió al Gobierno que llame a negociaciones paritarias nacionales y negocie “sin topes salariales”.

El ministro de Educación insistió en que “las paritarias son provinciales” y que los gobernadores han firmado un pacto fiscal que que “no se pueda pagar más de lo que se recauda”, razón por la quel no pueden ofrecer un aumento salarial mayor al que ofrecen.
Por otra parte, señaló que el “ausentismo” de los docentes es problema que hace a lo salarial y lo educativo y citó el caso de la provincia de Buenos Aires “donde se pagan 19.000 millones de pesos en licencias”.

‘Se está discutiendo el sistema educativo en su totalidad, que es la gran impotencia que manifiesta un gremio como Ctera”, dijo al remarcar que “ya se han arreglado varias paritarias, como Misiones, Corrientes, Salta, Córdoba y Tucumán”.

Aseguró que Ctera se maneja con una lógica vinculada con “la política partidaria, donde el gobierno de Macri se torna un enemigo a erosionar o a hacerle daño”.

‘Si pensasen con lógica sindical pensarían como los otros gremios, que siguen criticando, reclamando, pero que se pueden sentar en la mesa para hablar de formación docente, de capacitación, de enfermedades laborales”, puntualizó Finocchiaro.