El ministro de Gobierno de Formosa, Jorge González, señaló que la decisión de la provincia es "proteger toda expresión pacífica" aunque remarcó que en las protestas del viernes hubo "excesos por parte de quienes tienen derecho a manifestarse".

"Hubo una manifestación que iniciaron con una ataque a la casa de gobierno, el jueves. El viernes  se llevó el cerco de seguridad  a la esquina de la casa de gobierno para evitar la situación del día anterior" , explicó sobre los incidentes que se produjeron cuando manifestantes quisieron avanzar y se encontraron con la valla y fueron reprimidos por la policía.

La manifestación comenzó con la convocatoria de distintos sectores provinciales en rechazo de la decisión del gobernador Gildo Insfrán de volver a la fase 1, y al poco tiempo derivó en choques entre quienes protestaban y la policía.

Alrededor de las 11:00, el enfrentamiento se dio en los alrededores de la Casa de Gobierno, ubicada entre las calles Belgrano y José María Uriburu, ante el intento de los manifestantes de ingresar por la fuerza al edificio, acción a la que la policía respondió con balas de goma y gases, según reportaron medios periodísticos locales.

Se vuelve a Fase 1

El anuncio del gobierno de Formosa de que la ciudad capital regresará a la Fase 1 del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatario (ASPO) por la aparición de nuevos casos de Covid-19 generó las protestas en los alrededores de la Casa de Gobierno provincial.

La medida sólo se aplica en la ciudad capital porque en los últimos 3 días se detectaron 43 casos, lo que "significa que hay circulación viral".

Según precisó, el aislamiento dispuesto por el Gobierno provincial para la ciudad de Formosa es "por 14 días", tras informar que el brote de la Covid-19 afecta a "34 barrios en la ciudad".