El anuncio del gobierno de Formosa de que la ciudad capital regresará a la Fase 1 del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatario (ASPO) por la aparición de nuevos casos de Covid-19 generó protestas este viernes en los alrededores de la casa de Gobierno provincial, que derivaron en enfrentamientos entre manifestantes y policías. Sin embargo, el gobernador local, Gildo Insfrán, dijo que las "operaciones" que tildan a su gobierno de "infectadura" no "valen más que la vida de un solo formoseño".

Las protestas en Formosa tras la vuelta a Fase 1

La manifestación comenzó esta mañana con la convocatoria de distintos sectores provinciales en rechazo de la decisión del gobernador Gildo Insfrán a volver a la fase 1, y al poco tiempo derivó en choques entre quienes protestaban y la policía.

Alrededor de las 11, el enfrentamiento se dio en los alrededores de la Casa de Gobierno, ubicada entre las calles Belgrano y José María Uriburu, ante el intento de los manifestantes de ingresar por la fuerza al edificio, acción a la que la policía respondió con balas de goma y gases, según reportaron medios periodísticos locales.

Los manifestantes, que piden que no se regrese a una fase de aislamiento social al grito de "queremos trabajar", terminaron enfrentándose a golpes de puño, gritos, empujones y corridas con la policía provincial.

Pasadas las 16, los enfrentamientos continuaban en la capital formoseña con fuerte accionar de la policía provincial contra los manifestantes que incluyó gases y balas de goma.

La palabra de Gildo Insfrán

En este contexto, Insfrán afirmó que "ninguna de las miles de operaciones y los programas que se hacen en torno a la dictadura, la infectadura y la libertad valen más que la vida de un solo formoseño". "Yo voy a defender la vida de los formoseños", expresó.

En declaraciones a la Agencia de Noticias  Formosa (Agenfor), Insfrán reconoció que tuvo que tomar "medidas que no son simpáticas" y que "ningún político quiere hacerlo, menos aún en un año electoral".

Sin embargo, el gobernador agregó: "En este momento de pandemia no me interesan los votos, sino la salud y la vida de todos los formoseños y las formoseñas. De eso no tengan dudas".

“Hoy tenemos en nuestra provincia gente que viene y nos quiere enseñar qué tenemos que hacer y cómo para defendernos de esta situación. Y vienen de lugares que tienen los peores indicadores”, cuestionó, en referencia a las críticas que recibió de parte de dirigentes de Juntos por el Cambio.

Qué dijo el gobierno local sobre las denuncias de represión en Formosa

Ante este escenario, el ministro de Gobierno de Formosa, Jorge Abel González, salió a aclarar que la policía provincial "no tiene carta blanca" y que debe utilizar "protocolos" para actuar, en referencia a la respuesta de la esa fuerza ante la manifestación de este mediodía frente a la Casa de Gobierno provincial.

Al explicar las instrucciones a la policía, precisó que el punto 1 del protocolo "era mantener la valla para evitar el contacto" entre manifestantes y policías pero que "les arrojaron huevos y cuando rompieron la valla", los efectivos respondieron.

"Además, los agredieron con cascotes y ladrillos", completó el funcionario y agregó que por ese motivo "se dio intervención a la justicia y al Procurador, para hacer cesar esa acción".

Respecto de los manifestantes y la marcha, dijo que "en las redes invitaban a quemar la Casa de Gobierno".

"Es un grupo agitador en un año electoral", afirmó y añadió que las declaraciones de dirigentes formoseños nacionales le "confirman que se trata de una movida política electoral".

Finalmente, reconoció que la medida tomada para frenar los contagios de coronavirus en la ciudad de Formosa "es una situación molesta".

"Es una situación molesta y lo entendemos, pero las medidas sanitarias son claras y concretas", dijo al ratificar la aplicación del aislamiento.

Formosa vuelve a Fase 1

González explicó que la medida sólo se aplica en la ciudad capital porque en los últimos 3 días se detectaron 43 casos, lo que "significa que hay circulación viral".

Según precisó, el aislamiento dispuesto por el gobierno provincial para la ciudad de Formosa es "por 14 días", tras informar que el brote de la Covid-19 afecta a "34 barrios en la ciudad".

Con la medida, quedaron suspendidas todas las actividades que se habían flexibilizado hasta el momento, es decir que sólo estarán abiertos los comercios esenciales. También el transporte interjurisdiccional quedó suspendido y se espera que el municipio de la capital provincial, decida lo que hará con el transporte urbano.

El organismo aclaró que se encuentran exceptuadas del aislamiento las actividades y servicios declarados como esenciales, entre ellos, personal de salud, personal docente, fuerzas de seguridad, autoridades superiores de los gobiernos nacional, provincial y municipal.

También los trabajadores del sector público nacional, provincial y municipal fueron convocados para garantizar servicios esenciales y quedaron exceptuados.