El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, admitió que hubo "errores en algunas decisiones de política económica" del Gobierno, que provocaron "un momento complicado" para el país.

Según el funcionario, "este es un año complicado por varias razones: externas, como las decisiones de subir la tasa de interés en los Estados Unidos. Eso impacta en el dólar, en el resto de la monedas, y finalmente en el peso local. La sequía, que ha sido dramática para la Argentina, le ha quitado un punto y medio de crecimiento este año al PBI". 

También influyó, según Frigerio, "el aumento del precio del petróleo. Y a eso hay que sumarle errores en algunas decisiones de política económica y de comportamientos de alguna parte de la oposición". 

"Esto, combinado, provoca que la Argentina esté pasando por un momento complicado, del que vamos a salir. Ya hemos logrado calmar la tormenta cambiaria, estamos atravesando un trimestre en el cual impacta negativamente la crisis cambiaría", enfatizó el ministro, en un reportaje publicado este jueves en el matutino El Tribuno, de Salta. 

Frigerio confió en que a fines de 2018 "podamos revertir esta situación y volver a crecer como veníamos creciendo hasta marzo de este año".

Además, el funcionario justificó que no se vuelvan a aplicar retenciones sobre las exportaciones agrícolas: "el campo es el sector más competitivo que tiene la Argentina, y lo que necesitaba era un Estado que no le pusiera el pie arriba de la cabeza para lograr alcanzar el potencial enorme que tiene. Salvo que el clima nos juegue mal, el campo siempre nos va a ayudar".

Con respecto a las obras públicas, dijo: "tenemos que hacer el esfuerzo, en todos los niveles de Gobierno (nacional, provincial y municipal) para que en ninguna obra haya que parar. Porque la infraestructura le cambia la vida a la gente". "Nosotros tenemos la indicación del presidente (Mauricio Macri) de priorizar las obras de infraestructura por encima de otros gastos", añadió. 

En este marco, Frigerio consideró que "después de 70 años de vivir con déficit fiscal, hoy creo que hay una conciencia mayoritaria de los dirigentes políticos de que no se puede vivir eternamente de prestado y hay que ir hacia el equilibrio de las cuentas públicas". 

"Nadie pone en duda las metas que nos comprometimos, en este caso del 1,3% de déficit para el año que viene y de equilibrio fiscal para el 2020. Lo que estamos discutiendo es cómo llegamos a esas metas", puntualizó. 

Para el ministro, "la buena noticia es que ninguna provincia va a recibir (en 2019) menos recursos en términos reales, aún tomando en cuenta la inflación, que en 2018. Es decir, a pesar del esfuerzo que les estamos pidiendo a las provincias, van a tener más recursos que este año".