Sin lugar a ficción, dos personas resultaron heridas luego de un enfrentamiento, que incluyó disparos, entre grupos sindicales de trabajadores de frigoríficos, integrantes de movientos sociales y ATE en la localidad bonaerense de San Fernando. El desborde violento tuvo lugar en la la planta de Ecocarnes, una de las firmas que, según destacaron trabajadores y dirigentes gremiales, incrementó su producción al calor de los acuerdos por exportación cárnica al exterior y tiene producción a pleno.

En diálogo con Crónica HD trabajadores que se retiraban de la planta tras el violento choque, que incluyó la quema de al menos un colectivo, aseguraron que "llegaron desconocidos a ocupar el frigorífico poniendo en riesgo nuestros puestos de trabajo". En medio de una jornada "quirúrgica" respecto a dichos, dimes y diretes en escenarios sindicales y políticos por la fuerte repercusión del choque y los heridos de bala, la Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne y sus Derivados, a cargo de José Fantini, "repudió los hechos de violencia" y pidió una investigación minuciosa de la Policía Bonaerense y la Justicia. Según el diario La Nación el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, estaba al tanto de la disputa ya que había sido informado por Fantini de la fuerte pelea por los aportes federativos de los sindicatos, el 2% de la recaudación de la cuota sindical". A ese medio Fantini le aseguró que su federación "no había mandado a nadie" a San Fernando acotando que "el problema es de ellos por la plata, hay un solo convenio colectivo, el nuestro".

En la planta conviven delegados de gremios peronistas con otros de sectores de izquierda

La presencia de dirigentes de ATE, el Sindicato de la Carne y Barrios de Pie fue certificada en las actuaciones policiales sobre los incidentes, incluso detallando que impendían el ingreso a sus puestos de trabajo de los trabajadores del frigorífico utilizando pirotecnia. La fuerza de seguridad también constató que hubo dos operarios heridos de bala en el interior de la planta. Además se incautaron paraguas, bombas de estruendo, recibos de sueldo y planillas de afiliación al Sindicato de la Carne, documentación que se encuentra bajo la órbita del fiscal.

Mientras que las cámaras de televisión reflejaron los impactos de bala en el frente de viviendas aledañas a la planta, delegados sindicales inclusive exhibieron casquillos. Para quienes gustan de las notas de color todo sucedió en la misma jornada donde tuvo inicio una miniserie televisiva respecto a un dirigente de la carne.