El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, anunció que va a marcar las casas de quienes pueden ser potenciales portadores de coronavirus: “Le vamos a decir a los vecinos de la cuadra y de la manzana que esa familia está en cuarentena".

Morales fue uno de los primeros en anunciar la utilización del barbijo o tapabocas en forma obligatoria y en cerrar las fronteras provinciales para bajar la circulación de posibles infectados.

El gobernador, que tomó medidas estrictas para frenar el contagio, en los últimos días informó nuevos reglamentos para todos los jujeños que estaban en otras provincias y deciden regresar a su lugar de origen para cumplir la cuarentena.

"Todo aquel que llega a Jujuy debe cumplir la cuarentena obligatoria de 14 días en un hotel. Pero en los próximos días esa modalidad cambiará ya que el gobierno provincial les dará la posibilidad de cumplir el aislamiento en sus casas", aseguró.

“Tenemos colapsados los hoteles. Les pedimos que sigan cumpliendo la cuarentena. No podemos tirar hacia atrás todo el esfuerzo que hemos hecho los jujeños en estos días”, sostuvo Morales.

Por este motivo, el gobernador informó que estos casos comenzarán a utlizar los test rápidos para detertar al coronavirus: "Cuando esas personas entren a sus casas, les haremos un test rápido, a los siete días les haremos otro test. Si ambos dieron negativo, les levantaremos la cuarentena”, contó.

Y agregó. “Mientras tanto, toda la familia va a estar en cuarentena. Y les vamos a poner una faja en su casa. Marcando que esa casa está en cuarentena y toda la familia está en cuarentena”, indicó.