El gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, llegó esta tarde a los Tribunales federales de Retiro para declarar ante el juez Ariel Lijo en la causa que investiga irregularidades en la re-negociación de la deuda publica de la provincia con el Estado nacional, en la que intervino la firma The Old Found, representada por Alejandro Vandebroele, quien, para la justicia, era testaferro del ex vicepresidente Amado Boudou.