El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García adelantó que se "está evaluando un nuevo cambio de estrategia" en la Ciudad de Buenos Aires, y subrayó que se reforzarán los controles: "Se viene una curva ascendente pero absolutamente controlada".

Tras su internación en el Sanatorio Otamendi el jueves pasado, el funcionario subrayó que este viernes a última hora, mantuvo un encuentro con su par de la Ciudad, Fernán Quirós, para poner en marcha "un cambio estreatégico en la Ciudad".

"Ayer lo hablamos con el ministro Quiros. Hacer en el resto de la Ciudad de Buenos Aires lo mismo que hacemos en los barrios vulnerables: salir a buscar los casos. Hacer una búsqueda intensa y activa, que permita identificación precoz, aislamiento y no expansión de la pandemia", precisó González García, aunque subrayó que no ser tan simple como en un barrio "donde está todo circunscripto".

"En realidad se está hablando mucho de los barrios vulnerables, y por supuesto que existe un potencial peligro y hay que trabajar muy intensamente, pero hay algunas imágenes que me parecen un poquito distorsionadas. La Ciudad de Buenos Aires, por ejemplo, tiene el mismo número de casos en los barrios vulnerables, en la Villa 31, en la 1-11-14, que en el resto de la Ciudad, significa que nadie está exento de la posibilidad de contagiarse. En realidad, la ciudad está vulnerable", alertó el jefe de la cartera sanitaria en diálogo con Radio Mitre. 

Al ser consultado sobre una nueva extensión de la cuarentena, después del 7 de junio, González García enfatizó en que "es díficil decir que no se extienda".

"No lo voy a decir yo, es una decisión muy pensada, trabajada con las autoridades locales, pero es muy difícil en una curva ascendente decidir cambiar y sobre todo relajar las cuestiones que tienen que ver con la no expansión", destacó.

Además, se refierió a quienes acusan al Gobierno de instalar una "infectidura", y alertó que existe una "especulación política".

"Existe una especulación política. No solo acá: es la ideología de Bolsonaro, de Trump y pasa en España también. Es un falso debate porque son los mismos que están con los antivacunas. La libertad todos la valoramos pero estamos haciendo las cosas por el bien común : tratar de que la gente no se enferme y que no enferme a más gente", señaló.