El ministro de Salud, Ginés González García, dijo hoy que apuesta con optimismo a que la vacuna contra el coronavirus que se producirá en Argentina, desarrollada por la Universidad de Oxford y el laboratorio AstraZeneca, esté lista "en el primer trimestre del año que viene".

González García se refirió al anuncio que hizo ayer el presidente Alberto Fernández acerca de la producción en Argentina y México de la materia prima para la elaboración de una vacuna que abastecerá a América latina a bajo costo.

"Ha habido mucha prudencia en el anuncio, pero, si usted me pregunta, yo me juego y apuesto a que será en el primer trimestre del año que viene. Soy optimista, el laboratorio dijo el primer semestre, a mediados de año, pero todo el semestre no es eso", afirmó González García en diálogo con Radio Metro.

Además, si bien reconoció estár "muy contento y orgulloso" por el acuerdo que involucra a Oxford, AstraZeneca y la Fundación Slim, aclaró que también "estamos negociando con los otros estudios más adelantados".

Aludió así a proyectos "como el de China (de la farmacéutica CanSino junto con la unidad de investigación militar), los que están haciendo una experiencia clínica en el país (BioNTech, empresa alemana, y Pfizer, farmacéutica estadounidense) y el tercero que es AstraZeneca, que lleva varios meses".

Además, Fernández envió el miércoles una carta de felicitación al presidente de Rusia, Vladimir Putin, por haber desarrollado la primera vacuna presentada oficialmente en el mundo.

"Acá no hay fines de lucro, con lo cual el precio probable será de entre 3,5 o 4 dólares, un precio diferencial, muy distinto a lo que dicen otros fabricantes, y nos da accesibilidad sobre todo en un país donde hay dificultades económicas", añadió el ministro acerca de la vacuna que se producirá en el país.

Al referirse a la vacuna, González García dijo que "la inmunidad con una dosis, según un estudio internacional, se detecta en el 91% de las personas y eso es altísimo, pero con una segunda dosis, al segundo mes, se logró el 100%".

"Eso lo va a decir el laboratorio cuando termine el estudio clínico, si es una dosis es otra ventaja más porque simplifica mucho", precisó.

Para Salvarezza, "a cuantas más vacunas podamos tener acceso, mejor"

El ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Roberto Salvarezza, sostuvo a su turno que la Argentina busca tener un lugar cuando alguna de las 5 o 6 vacunas que se están desarrollando completen la fase 3 de ensayos clínicos y se pongan a disposición de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para su aprobación, por lo que "abrió canales de comunicación con todos los proveedores de vacunas".

"A cuantas más vacunas podamos tener acceso, mejor, teniendo en cuenta que el mundo tiene 7.800 millones de habitantes y va a haber una necesidad de todos de vacunarse", sostuvo el funcionario nacional en declaraciones formuladas este jueves a radio Continental.