El ministro de Salud, Ginés González García, recibió el alta médica tras pasar la noche internado en el Sanatorio Otamendi por una "parestesia distal del miembro superior izquierdo".

El jefe de la cartera sanitaria contó que se le "durmió la mano izquierda" y aprovechó para concurrir al centro de salud para el control de una cirugía que se realizó hace un año. "Estoy muy bien, pero hice lo que tenía que hacer. Tuve un síntoma y vine acá, que me conocen hace muchos años, es el sanatorio de la obra social a la cual pertenezco", aseguró desde la clínica. 

"Aproveché al tener este síntoma para llamar y me están investigando. Se me durmió la mano izquierda. La tomografía dio un hematoma subdural viejo. Yo estoy fenómeno, con ganas de volver a trabajar, espero que mañana esté sentadito en mi sillón", indicó ayer en declaraciones a El Trece.

Según indicó no necesita operación ya que no es "urgente". "Tengo que hacerme todos los estudios y seguir cuidadoso, como todo enfermo. Mañana a la mañana (en referencia a este jueves) me voy, según me dijeron. Hace 30 años que vengo acá, está mi historia clínica, de mi obra social, conozco a todos los médicos", afirmó.

El ministro de Salud arribó pasadas las 11:00 del pasado miércoles al sanatorio Otamendi "por sus propios medios" y "en buen estado de salud, para realizarse una serie de estudios y controles, a partir de una parestesia distal del miembro superior izquierdo", informó la cartera sanitaria.

Tras el ingreso, se le realizaron "los estudios correspondientes, cardiológicos, neurológicos y traumatológicos", pruebas que volvieron a repetirse por la tarde.

La cartera de Salud aclaró que "el Ministro no tuvo fiebre ni síntomas respiratorios", para descartar que su ingreso al Otamendi tuviera que ver con el COVID-19, ya que se encuentra dentro de la población de riesgo de la enfermedad.

Al respecto, el ministro señaló: "No me voy a hacer el hisopado, no tiene sentido. No tengo ningún síntoma, ninguna indicación para hacer el hisopado, sería en este caso absolutamente innecesario, sería solo para los medios. Ahora me están esperando para hacerme los estudios".

González García, de 74 años, está al frente del ministerio de mayor relevancia a la hora de la lucha contra la pandemia de coronavirus, con un alto desgaste físico.

La noticia de su internación fue seguida de cerca por el presidente Alberto Fernández desde la Casa Rosada, a donde concurrió por tercer día consecutivo, luego de haber dejado de concurrir al inicio de la cuarentena obligatoria por el coronavirus.

Estaba previsto que González García acompañara a Fernández en sus próximos viajes al interior esta semana, pero por este problema de salud se bajó de la recorrida.