El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, encabezará las dos sesiones virtuales del Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil desde las 15 y 16.30 de este miércoles. Participarán de lo que se estima un “maratónico debate” la CGT, la CTA de los Trabajadores y la CTA Autónoma en la mesa que buscará fijar el nuevo ingreso (SMVM) y también los montos de piso y máximos de las prestaciones por desempleo.

Las centrales obreras reclamarán que el valor se aproxime al registro de la Canasta Básica Alimentaria, por lo que perfilaron una estimación no menor a $45.000 y que el CNS se reúna por lo menos tres veces al año a fin de establecer una herramienta concreta contra la crisis Covid y sus todavía no mensuradas consecuencias.

La última homologación del mínimo fue el 3 de septiembre de 2019, cuando el exministro de Producción y Trabajo Dante Sica, en forma unilateral y del vía laudo, so pretexto de la falta de acuerdo de las centrales obreras y las cámaras empresarias definió la suba del 35%, por lo que el salario base pasó entonces de $12.500 a los actuales $16.875 en 3 tramos.

Para entonces el aumento fue escalonado y aplicable en agosto, septiembre y octubre de 2019 respecto del personal registrado del sector privado y de la administración pública nacional.

Sin perjuicio de la mesa del CNS los sectores de Izquierda concentrados en el Polo Obrero se movilizarán al ministerio de Trabajo, desde la intersección de las avenida de Mayo y 9 de Julio a partir de las 12. Eduardo Belliboni, referente del PO le recalcó a este diario que “las organizaciones sociales y piqueteras que no fuimos cooptados por este y por los anteriores gobierno de allí que mantenemos el reclamo por Trabajo Genuino mediante la obra pública y un plan de viviendas populares”. Además de esa pretensión el PO exige una salario del valor de la canasta familiar y en la emergencia sanitaria que el aumento del SMVM se equipare a la canasta básica por $ 45.000. “También continuaremos exigiendo un plan de lucha a las centrales sindicales lograr que se responda al reclamo”, señaló Belliboni.

Se trata de la base salarial que debe percibir un trabajador soltero, sin hijos, mensualizado y con jornada legal completa.