El oficialismo consiguió dictamen de mayoría en el Senado sobre el proyecto de ley de góndolas, que equilibra el reparto entre proveedores de los espacios de exhibición de productos en los supermercados, que ya cuenta con media sanción de Diputados y que será debatida en el recinto de la Cámara alta después del 1 de marzo. El Frente de Todos reunió 10 firmas sobre los 17 integrantes de la comisión de Legislación General, por lo que el proyecto quedó en condiciones de ser debatido por el plenario de la Cámara alta a partir de la próxima semana.

Pese a algunos pedidos de la oposición, encabezada por Juntos por el Cambio, el oficialismo anticipó que no aceptará modificaciones al texto enviado por la Cámara baja y negó la posibilidad de que se extendiera el debate en comisión. La radical Pamela Verasay remarcó que "el espíritu de la ley es muy bueno", pero expresó su interés en ampliar el debate porque -dijo- "sabemos que se puede mejorar".

La titular de la comisión, la oficialista Ana Almirón, anunció que no se alteraría la agenda de trabajo y su par de bancada María de los Ángeles Sacnun recordó que el proyecto ya "fue votado ampliamente en Diputados" y, por ello, "la discusión está absolutamente saldada".