El dirigente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Juan Grabois, consideró que la forma en que se explica el sistema de tarjetas alimentarias que reparte el Ministerio de Desarrollo Social es una forma de "tratar de boludos a los pobres" debido a las restricciones que presentan.

"No estoy de acuerdo con lo que están haciendo con la tarjetas alimentarias", planteó el dirigente social en declaraciones a radio Con Vos, y consideró un error que "se insista tanto en que no van a poder sacar la plata, ni tomar alcohol, que harán cursos de nutrición y de cuidado de chicos", ya que, en la realidad, "masivamente las madres usan la plata en alimentos, útiles, y otras cosas que necesitan sus hijos".

"Tomar de boludos a los pobres no me cabe", subrayó el integrante de CTEP. Además, advirtió que muchos comercios barriales y de las villas no tienen el sistema posnet, el cual es necesario para la utilización de las tarjetas, por lo que las mismas incentivan a los "productos de los monopolios y a las multinacionales".

A pesar de sus críticas, Grabois destacó que él esgrime "un apoyo crítico" al Gobierno: "Tengo críticas todos los días a decisiones que se toman, a posturas de ministros y trato de hacerlo de forma constructiva". En esa línea, describió al presidente Alberto Fernández como "un hombre que va a hacer lo mejor que pueda para cumplir determinados objetivos" que tiene una "muy genuina preocupación por la situación social y la pobreza".