Tras su paso por la Cámara Baja, el Aporte Solidario y Extraordinario de las Grandes Fortunas comienza hoy su recorrido por el Senado y el oficialismo intentará convertirlo en ley de manera ágil gracias a la cantidad de legisladores que dispone. Se espera un tratamiento rápido para emitir dictamen y aprobarlo en el recinto.

El proyecto creado por los diputados del Frente de Todos Máximo Kirchner y Carlos Heller se pondrá en consideración desde las 15 en la comisión de Presupuesto y Hacienda tras darle media sanción el miércoles en la Cámara Baja. 

La iniciativa cuenta con un fuerte rechazo de las Asociación Empresaria Argentina (AEA), la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), el Foro de Convergencia Empresarial y la Unión Industrial Argentina (UIA) que emitieron comunicados contrarios a que se “graven los bienes productivos”.

El llamado “impuesto a la riqueza” grava a las fortunas que superen los $200 millones, se estima que serán 10.000 contribuyentes que representan el 0,8% del total. Este aporte busca recaudar alrededor de $300 mil millones que ayuden a paliar la crisis que deja la pandemia de coronavirus.

"No creo que lo dictaminemos inmediatamente. Nos vamos a tomar un par de días. Queremos escuchar a todos", aseguró días pasados el presidente de la comisión, el peronista cordobés Carlos Caserio en declaraciones a Télam.

El senador nacional agregó que "la idea es darle dictamen cuanto antes", aunque reconoció que "hay que estudiarlo".

En Diputados, el bloque de Juntos por el Cambio se opuso a la medida y se espera que en el Senado ocurra lo mismo, pero sus números son aún más escuetos como para poder frenar que el proyecto se transforme en Ley. La izquierda también votó en contra por considerar muy leve la medida, pero no dispone de representantes en la Cámara Alta.