Los enfrentamientos entre manifestantes y agentes de las fuerzas de seguridad continuaban esta tarde en las inmediaciones del Congreso nacional pese a la decisión del oficialismo de levantar la sesión especial en la que se iba a debatir la reforma previsional.
 

Agentes de Gendarmería nacional disparaban esta tarde balas de goma sobre la avenida Entre Ríos, detrás de los vallados apostados en el frente principal del Palacio Legislativo, y arrojaban gases lacrimógenos para impedir el avance de manifestantes que intentaban desbordar las vallas y pugnaban por acercarse al Congreso.