El intendente de Esteban Etcheverría, Fernando Gray, presentó ayer una impugnación judicial y una medida de no innovar contra la "convocatoria exprés" a elecciones internas del Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires, que tiene por objetivo consagrar a Máximo Kirchner como líder del espacio.

La medida fue presentada ante el Juzgado Federal con Competencia Electoral de La Plata número 1, a cargo del juez Alejo Ramos Padilla, que prácticamente estrena el cargo, en cuanto a esas atribuciones con el planteo interno del justicialismo bonaerense.

Gray, que tiene mandato como vice del PJ bonaerense hasta el 17 de diciembre de este año, solicitó a la Justicia Federal que se invalide lo resuelto en el encuentro realizado por Zoom el pasado sábado y convocado "de manera irregular" para el 2 de mayo, según su denuncia.

"He tomado conocimiento informalmente que desde la cuenta de WhatsApp de una empleada del Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires, se habría convocado a una reunión del Consejo", puntualizó Fernando Gray en la demanda.

En este sentido, Gray subrayó: "Se debe respetar la institucionalidad del Partido Justicialista de la Provincia. En 70 años de historia, nunca hemos vivido una situación similar".

El intendente de Esteban Echeverría advirtió que "hará respetar el partido y sus órganos" porque -según dijo- "no se puede pisotear a las instituciones del país".

El mandatario comunal puntualizó, además, que las decisiones adoptadas en el marco del Consejo Partidario son de vital importancia no para cuestiones partidarias sino para la vida democrática institucional. Con amplia mayoría de consejeros, el pasado sábado aprobó el adelantamiento de las elecciones internas para el 2 de mayo con la firme intención de proclamar una lista de unidad encabezada por Máximo Kirchner.