La Asociación Obrera Textil (AOT) acordó con la cámara empresaria del sector el pago de una suma fija, que va desde los $17.000 a los $20.000, en reemplazo de los sueldos de convenio durante los próximos 3 meses para los trabajadores que por el aislamiento obligatorio no cumplen sus jornadas laborales. Dentro del área industrial el textil es uno de los sectores más castigados por la crisis económica, antes de la pandemia, y su escenario se agravó por el parate sanitario el cual obligó a esta negociación, según detallaron empresas y gremio.

En efecto, la AOT que lidera Hugo Benítez confirmó el compromiso rubricado con la Federación de Industrias Textiles (FITA), para "salvaguardar los puestos de trabajo". "Esta es una industria que venía muy golpeada y a causa de la pandemia llegamos al punto que el 90% de la industria esté paralizada. Priorizamos discutir de qué forma podemos hacer que el trabajador que está en su casa pierda lo menos posible", destacó Benítez.

Para el resto de los empleados que todavía desarrollen labor en plena actividad, al igual que los afiliados de Smata por ejemplo, "gozarán de su convenio colectivo de trabajo y deberán cobrar el 100% del salario", explicó el titular de la AOT.

"Una cosa es discutir salarios en épocas normales y otra cosa de qué forma podemos hacer que el trabajador pierda lo menos posible. Ni los trabajadores ni los empresarios tienen la culpa de lo que está pasando y aquí tenemos que repartir las pérdidas", acotó.

El acuerdo firmado contempla la suma fija, que va de los $17.000 a los $20.000, según la categoría de convenio, mientras que dentro de 90 días las partes volverán a negociar cómo se insrumentará el pago de haberes para quienes no están yendo a trabajar por la pandemia.

"En el caso de los compañeros que por suerte hoy tienen la posibilidad de asistir a las fábricas para hacer camisolines, barbijos y otros elementos de seguridad sanitaria, vamos a hacer respetar el convenio colectivo, ellos tienen que cobrar el 100%", finalizó el titular de la AOT.