Autoridades del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) buscan avanzar en un diálogo con representantes de ATE Nacional en el marco de la decisión del organismo de despedir a 254 empleados, como parte del proceso de racionalización de la administración pública que coordina el Ministerio de Modernización.

Según trascendió, en las últimas horas se realizó una reunión en el Ministerio de Modernización para tratar de empezar a encontrar una salida al conflicto.

Pero los dirigentes de ATE pusieron, como única condición para continuar con el diálogo, la “inmediata” reincorporación de los despedidos.

Las autoridades del INTI, en tanto, ratificaron el compromiso constante del diálogo pero “sin ningún tipo de condicionamientos”.

En encuentro participaron el gerente General del INTI, Mariano Zlatanoff; el de Recursos Humanos, Ernesto Luna; el secretario general de la junta interna de la Asociación de Trabajadores de. Estado (ATE)-INTI, Francisco Dolmann; Rodolfo Arrechea, de ATE Nacional, y el abogado Matías Cremonte.

El 9 de febrero último se firmó un acta que estableció el permiso para ingresar al establecimiento de la Provincia de Buenos Aires de las personas desvinculadas durante el tiempo que insuma el proceso de revisión de los casos.

Pero fuentes del INTI aclararon que esa revisión no implica la reincorporación de todos los despedidos.

Además, indicaron que desde el inicio de la actual gestión se está llevando adelante un “proceso de puesta en valor el INTI para que, a través de sus más de 3.000 trabajadores, sea el brazo con el que el Gobierno Nacional ayude a las empresas a desarrollarse a través de la tecnología y a modernizarse para crecer”.

Recordaron que más del 80% de los servicios que ofrece el INTI están destinados a las Pymes argentinas.

Desde diciembre de 2015, el INTI prestó 200.000 servicios a más de 13.500 empresas, un crecimiento del 113% en servicios y del 40. en empresas asistidas.

Desde el inicio de la actual gestión en el organismo se han invertido 848 millones de pesos, diez veces más que en el año 2015, destacaron desde el instituto, mientras que para 2018 la inversión será de otros 700 millones.

El INTI tiene un rol fundamental en los acuerdos productivos que el gobierno firmó con gremios y empresas de sectores como biotecnología, autos, textiles, construcción, energías renovables, electrónica, y en Vaca Muerta.