El ministro de Trabajo de Santa Fe, Roberto Sukerman, denunció este viernes que el grupo Vicentin "no tiene voluntad de conciliación", para resolver el conflicto en la hilandería "Algodonera Avellaneda", paralizada desde hace un mes por reclamos salariales.

La empresa, en tanto, envió un comunicado en el cual afirma que está dispuesta a dialogar pero que no acepta que se convalide que los empleados esté en el gremio de Aceiteros cuando el encuadramiento sindical d debe seguir siendo en textiles.

La empresa, perteneciente a ese grupo empresarial, amenaza con cerrar el establecimiento, ubicado en el polo industrial de Reconquista, en la provincia de Santa Fe, donde se desempeñan 450 trabajadores.

En declaraciones al programa "Caballero de día" que conduce Roberto Caballero por la AM 990, el ministro dijo que la compañía "pone como escusa que los trabajadores cambiaron de gremio para no negociar", según la postura que presentó en la última audiencia de conciliación.

El personal en conflicto, que reclama por aumentos salariales, renunció a la afiliación a la Asociación Obrera Textil (AOT) y se adhirió al Sindicato de Aceiteros y Desmotadores de Algodón de los Departamentos General Obligado y San Javier.

"Los representantes de la empresa aceptaron participar en la reunión en línea con la actitud de diálogo y consenso que siempre ha caracterizado a la compañía aún cuando dicha convocatoria fue realizada absoluta y arbitrariamente fuera de norma conforme al escrito presentado oportunamente por la empresa", indicó Algodonera Avellaneda en uncomunicado.

Agregó que "en dicho contexto las autoridades provinciales dieron lugar a que representantes del Gremio de Aceiteros y Desmotadores participaran en supuesta “representación” de los trabajadores textiles de nuestra compañía. Esta supuesta “representación” no cuenta  con ningún trámite legal que nos haya sido previamente notificado".

Sukerman reconoció  que la empresa argumenta que "no se va a sentar a negociar con aceiteros porque no corresponde que los trabajadores se asocien a ese gremio", por ser una empresa textil.

El funcionario, que presidió la audiencia realizada en Reconquista, explicó que "el encuadramiento legal se debe resolver en el ámbito del ministerio de Trabajo de la Nación, pero en el medio hay un reclamo legal que hay que resolver".

El ministro provincial señaló que la empresa abona los sueldos a través del programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) y paga parte de los sueldos con vales y que el gremio de aceiteros presentó una denuncia al respecto y que no fue contestada por la compañía.

"La actitud de la empresa es no sentarse a negociar con un gremio que no corresponde, no hay voluntad de conciliación y vamos a insistir el miércoles que viene en una nueva audiencia para acercar a las partes", dijo el funcionario.

Sukerman señaló que para esa próxima audiencia citara al presidente del directorio del grupo empresario, Roberto Vicentin, "para que concurra y ver la posibilidad de negociar como corresponde sobre el fondo del conflicto que es el salario de los trabajadores".

El ministro aclaró que el gremio de textiles no estuvo presente en la audiencia y que la empresa solo lo hizo por medio de abogados sin poder de decisión.

Qué dice Vicentin sobre los sindicatos

La empresa Algodonera Avellaneda remarcó que suscribió acuerdos con los gremios que representan a nuestra actividad, la AOT (Asociación de Obreros Textiles), SETIA (Sindicato de empleados textiles de la Industria y afines) y FITA la Cámara representativa de la actividad industrial del ramo textil.

"Dichos acuerdos prevén integrar a los salarios, el incremento dispuesto por el decreto 14/19 y el pago de una gratificación excepcional por trabajo efectivo según el gremio, de entre $6.000 y $ 7.200  repartido entre los meses de agosto a octubre".

En el comunicado, también sugirió que existe alguna direccionalidad hacia la empresa al sostener que "llama la atención que este conflicto se suscite exclusivamente en nuestra empresa y no afecte a ninguna otra empresa del sector textil, las cuales se encuentras encuadradas bajo los mismos convenios y abonando los mismos salarios que surgen de dichas negociaciones colectivas".