El ministro de Economía, Martín Guzmán, se convirtió en el centro de las especulaciones respecto de la necesidad de modificaciones en la plana mayor del Gabinete nacional para dar un cambio de rumbo de cara a recuperar al electorado desencantado que le dio la espalda al oficialismo en las elecciones primarias del último domingo.

Guzmán compartió un acto con el presidente Alberto Fernández y según trascendió, mantuvo luego un breve encuentro privado. Por la tarde, el ministro continuaba en su despacho del Ministerio de Economía mientras en la Casa Rosada se sucedían los encuentros.

La figura del ministro de Economía es objeto de cuestionamientos solapados y tuvo como episodio resonante cuanto intentó desplazar al subsecretario de Energía, Federico Basualdo, quien finalmente permaneció en su cargo.

De todos modos, los reclamos habían comenzado antes y hubo declaraciones de la vicepresidenta Cristina Fernández, planteando que debía irse hacia una política más expánsiva para dinamizar el consumo y que los salarios le ganen a la inflación.

"Hay que alinear los salarios y jubilaciones con los precios de los alimentos y las tarifas", había señalado en diciembre la vicepresidenta.

Cristina y el FMI 

Sin embargo, dos meses atrás, Cristina había avalado que los fondos extraordinarios que  destinó el Fondo Monetario Internacional ( FMI) a sus países socios por la emergencia Covid, no se utilicen para políticas de reactivación sino para el pago de deuda.

"No vamos a poder destinar los 4.300 millones de dólares que recibiremos del  FMI a recuperar la economía", se lamentó la vicepresidenta, tras lo cual lo justificó en el hecho de que "en 2018 se tomó una deuda de 45.000 millones de dólares" que actualmente se está renegociando, señaló.

Guzmán, al lado del Presidente, en la presentación de la Ley de Hidrocarburos

Guzmán, en el primer discurso que da desde que sucedieron las PASO, estuvo en la presentación de la Ley de Hidrocarburos y planteó las dificultades derivadas de la deuda que tomó el gobierno de Mauricio Macri con el FMI. 

"Se tomaron 45 mil millones de dólares de deuda y Argentina tenía posibilidades de proyectos de inversión para generar más trabajo y no se usó un solo dólar para eso". "Gestionamos una doble crisis y buscamos una doble recuperación", aseguró.

Y en un mensaje claro para el gobierno anterior de Mauricio Macri, lanzó: "No existía el crédito porque se rifó. De los 45 mil millones de dólares no se usó ni un dólar para mejorar la capacidad productiva de Argentina". Al mismo tiempo, aseguró que sin las medidas que se tomaron, "había que hacer un megatarifazo como hizo el gobierno anterior, o peor, porque Argentina no tendría los recursos para proteger a los sectores más vulnerables".