“Que le quede claro al presidente de la Corte (Suprema, Ricardo Lorenzetti)”. “O paran o hablo”. Las declaraciones de la diputada Elisa Carrió a tres días de su histórica elección necesitan una explicación para que no se interpreten como una amenaza mafiosa. “Macri lo sabe, a mí no me presiona. La respuesta pública, Lorenzetti, es ‘no’”. Qué tiene para decir del presidente de la Corte y qué sabe el Presidente de la Nación. Las amenazas de Carrió fueron durante el transcurso de un programa de televisión. No es la primera vez que la diputada presiona públicamente al juez. Pero el tono de amenaza mafiosa, cuando la Justicia está bajo observación de la sociedad por la actuación en causas de corrupción, dejó un manto de sospecha que debe ser despejado. En esa misma declaración hizo a Lorenzetti sospechoso de encubrir el supuesto asesinato del fiscal Alberto Nisman. “Porque si no, voy a denunciar todo”. Denuncie, diputada, y deje de buscar complicidad en la sociedad.